Última hora

Yuri Alekseyev decidió dejar la toga y su cómoda vida como abogado en Moscú para instalarse en el bosque.

Hoy, vive con su mujer y su inseparable conejo Petrushka en un refugio a la manera de un “hobbit” en una zona boscosa en las afueras de la capital rusa. La cabaña, como la de los personajes de Tolkien, tiene la puerta redonda.

Aleksey no vive como un ermitaño pues su refugio se ha convertido en una librería que alberga más de 4.500 obras. Cada semana, Aleksey recibe numerosas visitas de curiosos dispuestos a intercambiar libros a su conveniencia.

Más sobre: