Última hora

Última hora

"En defensa del mundo de las Musas"

Leyendo ahora:

"En defensa del mundo de las Musas"

Tamaño de texto Aa Aa

Christophe Rousset, director de orquesta internacionalmente aclamado y fundador de la orquesta barroca "Les Talens Lyriques" defiende la necesidad del "arte" como integrante de nuestra vida cotidiana.

“Pienso que la actitud humana, sobre todo moderna, conlleva, efectivamente, una vuelta a la bestialidad, así que es, absolutamente fundamental, evocar el “mundo de las Musas”. Hago referencia al mundo de la espiritualidad, lejos de nuestra modernidad, pero que data prácticamente del nacimiento de la humanidad. Ese origen en el que el hombre ha sido capaz de cantar, ha sido capaz de crear música con piedras y trozos de madera; el hombre ha sido capaz de bailar, ha sido capaz de elevar su voz hasta la sonoridad última de la poesía. Así que debemos devolver al hombre esa actividad, rechazar la pasividad, no contentarse con lo que nos ofrecen los medios de comunicación, que nos amansan, nos embrutecen a través de ese hilo que no cesa de informaciones televisivas.”

Punto de vista

Todos nosotros podemos tener acceso a ese mundo de las Musas

“Tenemos que ser nosotros mismos, exigentes con la naturaleza humana y preguntarnos: ¿qué me apetece descubrir? ¿qué puede estimular mi imaginación, mi inteligencia? Puesto que todos hemos sido dotados de ella, compartimos esa inteligencia en su sentido literal de “leer a través”. Entonces, ¿qué puede enriquecerme? ¿cómo puedo continuar alimentando esa inteligencia, a ser más sensible con los demás, con el mundo que me rodea?”

“Por eso creo que en la necesidad de ver espectáculos, acudir a la ópera, dejarnos conmover por una orquesta y su director y apreciar la sensibilidad de la música. No se trata de escuchar música enlatada sino de acudir a la ópera, un acto muy poderoso porque es una forma de mantener nuestro arte vivo. También hay que comprender la puesta en escena de una obra, eso requiere una cierta comprensión, poner a prueba nuestra inteligencia, sentirse cada vez más inteligente a la salida de un espectáculo. Para mí todo eso es muy importante, poder experimentar todas esas resonancias que siguen hablándonos una vez en nuestro interior, que nos hacen sentir humanos puesto que todos nosotros podemos tener acceso a ese mundo de las Musas.”