Última hora

Con la bajada de las temperaturas, los bloques de hielo se derriten lentamente en el río Tisza, llevándose barriles, tuberías, árboles y embarcaderos. Un deshielo que amenaza con provocar inundaciones.

Más No Comment