Última hora

Moscú y Kíev acuerdan un nuevo alto el fuego

La Conferencia de Seguridad de Múnich se ha cerrado con el acuerdo de una nueva tregua para el este de Ucrania, que será efectiva a partir del lunes, y el compromiso de las partes de retirar las armas

Leyendo ahora:

Moscú y Kíev acuerdan un nuevo alto el fuego

Tamaño de texto Aa Aa

La Conferencia de Seguridad de Múnich se ha cerrado con el acuerdo de una nueva tregua para el este de Ucrania, que será efectiva a partir del lunes, y el compromiso de las partes de retirar las armas pesadas del frente y permitir el acceso a la zona de conflicto de los observadores internacionales y de la Cruz Roja
“El Grupo de Contacto ha acordado una vez más que el 20 de febrero comenzará una tregua y se replegará el armamento militar pesado. Hemos apoyado activamente esta decisión”, aseguraba Sergei Lavrov, ministro de Exteriores ruso.
La Conferencia de Seguridad de Múnich también ha sido marco de voces críticas contra Rusia por su apoyo a los separatistas y por, como reprochó el titular estadounidense, no cumplir con los Acuerdos de Minsk suscritos en 2015.
“Nos reuniremos nuevamente en unas pocas semanas para preparar el proceso político que será la tarea más difícil, pero sin un alto el fuego y sin una retirada de armamento pesado será imposible hacer que el proceso político se ponga en marcha”, insistía el ministro de Exteriores Alemán, Sigmar Gabriel.
Poco después de anunciarse la tregua el Kremlin ha decidido reconocer los documentos de identidad emitidos por los separatistas ucranianos, un órdago condenado por el presidente de Ucrania Petró Poroshenko tras reunirse vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence.