Última hora

Leyendo ahora:

Los becarios del mundo se unen contra las prácticas no remuneradas


EE.UU.

Los becarios del mundo se unen contra las prácticas no remuneradas

Varias organizaciones juveniles y estudiantiles convocaron este lunes 20 de febrero la primera huelga global de becarios para protestar contra las condiciones en las que se realizan las prácticas laborales.

Denuncian que las “becas” se convierten a menudo en “una forma de esclavitud” y son una oportunidad de experiencia laboral “excluyente”, que sólo pueden permitirse los estudiantes cuyas familias tienen suficiente dinero.

Se celebraron manifestaciones en ciudades como Bruselas, Ginebra, Viena, Washington o Nueva York y en las redes sociales se utilizó la etiqueta #GlobalInternStrike

La eurodiputada verde Ulrike Lunacek publicó un mensaje de apoyo a la protesta:

Ya es hora de poner fin a las becas no remuneradas porque ¡Los jóvenes necesitan comer y pagar el alquiler! ¡El compromiso tiene que ser recompensado!

También el eurodiputado de los socialistas catalanes Javier López, que además envió una pregunta a la Comisión Europea para que se establezca un marco para las prácticas a nivel europeo.

Las prácticas no remuneradas son habituales en el sector privado, en la investigación, pero también en instituciones como algunos organismos de la Unión Europea o las Naciones Unidas.

Por eso una de las manifestaciones más importantes tuvieron lugar en Nueva York y Ginebra frente a las sedes de la ONU, que según los convocantes emplea a más de 2.000 becarios sólo a nivel de su secretariado general.

La organización EUInterns4Interns, que agrupa a becarios de las instituciones europeas, estima que hay 3 millones de becarios empleados en toda Europa. Seis de cada diez no perciben ninguna remuneración según las organizaciones que han convocado de la protesta.

Human Rights Watch: 'El respeto a los derechos humanos en Sudán del Sur está entre los más bajos del continente y del planeta'

Sudán del Sur

Human Rights Watch: 'El respeto a los derechos humanos en Sudán del Sur está entre los más bajos del continente y del planeta'