Última hora

El jefe de la Casa Blanca ha echado más leña al fuego en su discurso contra los mexicanos. Ayer Donald Trump arremetía asegurando que la construcción del muro en la frontera con México va a comenzar “antes de lo previsto” y pedía a las empresas interesadas presentar los proyectos para su construcción este mismo mes de marzo. Trump insiste en que el costo de la obra lo asumirá México, aunque pase por aumentar las tasas sobre las importaciones, y el titular de Exteriores mexicano ha asegurado si lo hace, también su país puede subir los aranceles.
El presidente de México recibió el jueves a los secretarios de Estado y de Seguridad Nacional de EEUU quienes durante su visita intentaron suavizar el encendido discurso de Trump contra los mexicanos.
Pero esta semana también, el Gobierno de EE.UU.anunció que quiere empezar la construcción del muro en los enclaves fronterizos clave de El Paso (Texas), Tucson (Arizona) y El Centro (California).
El coste estimado del proyecto ha ido creciendo progresivamente desde los alrededor de 8.000 millones de dólares que calculó inicialmente Trump, hasta los 21.600 millones, según los últimos cálculos del Departamento de Seguridad Nacional