Última hora

Leyendo ahora:

El exoesqueleto Robo-Mate: una armadura para levantar grandes pesos


futuris

El exoesqueleto Robo-Mate: una armadura para levantar grandes pesos

En asociación con

A primera vista, el invento puede parecer un armazón para convertirse en superhéroe. Robo-Mate es más bien una herramienta diseñada para ayudar a los obreros industriales en las tareas más duras y agotadoras. Puede reducir diez veces el esfuerzo necesario para levantar peso y protege la columna vertebral de movimientos bruscos y grandes esfuerzos.

No hace falta convertirse en un cyborg para hacer esfuerzos físicos intensos sin lesionarse. Sin embargo, el trabajo más frecuente en la industria es una fuente común de lesiones. Más del 25% de los europeos se han lesionado en el trabajo. El proyecto Robo-Mate aspira a facilitar a los trabajadores una herramienta que les permita disminuir el esfuerzo físico y los daños que conlleva.

Para la especialista en software de MRK Systeme GmbH, Maja Hadziselimovic: “Esta tecnología evita las lesiones en la espalda, nos permite movernos en diferentes direcciones durante todo el día, y al final da a hombres y mujeres la oportunidad de trabajar en tareas difíciles por igual”.

Doce socios de siete países europeos se han unido a este proyecto financiado por la Unión Europea, principalmente orientado a las aplicaciones industriales. En Augsburg, Alemania, los equipos técnicos están en las últimas etapas del desarrollo de esta tecnología.

Peter Heiligensetzer, director general de la empresa desarrolladora del proyecto, MRK-Systeme GmbH, asegura: “Robo-Mate ha sido desarrollado para ayudar a los obreros industriales a llevar peso. Por ejemplo esta caja pesada, … con Robo-Mate no hay problema … ¿Quiere intentarlo?” nos dice a modo de desafío. Difícil sin el dispositivo .

No sólo los trabajadores industriales necesitan ayuda para levantar peso todo el día. Por eso van a desarrollarse tres nuevos prototipos del exoesqueleto; un módulo para el tronco y dos para los brazos.

Heiligensetzer ve muchas aplicaciones posibles: “Por ejemplo, en el sector logístico, en los aeropuertos, en el traslado de equipajes, hace mucha falta, o en el sector médico, en el cuidado a las personas mayores; a las enfermeras que tienen que levantar pacientes con peso ​​les gustaría tener un sistema Robo-Mate”.

El Instituto Italiano de Tecnología de Génova, ha participado en la mejora del prototipo final del módulo de tronco Robo-Mate en tres áreas principales: confort, peso y control de movimiento.

De hecho, tener brazos más fuertes no es realmente el objetivo si el operador no puede manejar fácilmente la carga y con comodidad incluso después de varias horas de trabajo.

Para el investigador en tecnología Jesús Ortiz “Una de las partes más complicadas del sistema es que sea fácil y cómodo de usar, no demasiado pesado, de esta manera el usuario estará satisfecho y lo verá como algo útil”.

Para obtener un exoesqueleto más ligero, los desarrolladores han buscado soluciones alternativas para cada componente: estructura principal, batería, motor. Han cogido ideas incluso de porteadores de montaña.

El diseñador mecánico Jorge Fernández García-Llera explica: “Dentro del proyecto, creo que lo más difícil ha sido intentar que el sistema sea lo más ligero posible. Por lo general usamos componentes estándar como las mochilas utilizadas por los sherpas, por ejemplo, que están diseñados para transportar cargas pesadas pero al mismo tiempo son cómodas”.

Una solución para tener un control fiable de la fuerza del exoesqueleto proviene de la medicina. Es un procedimiento, ampliamente utilizado en biomecánica, basado en la evaluación de la actividad eléctrica producida por los músculos esqueléticos.

El ingeniero biomédico Stefano Toxiri, Ingeniero Biomédico explica: “La técnica que utilizamos es la electromiografía de superficie, ponemos un electrodo en la piel, para que lea la actividad de los músculos subyacentes, procesamos estas señales y luego obtenemos la información que buscamos: la intensidad de la fuerza que necesita el usuario en un momento concreto, que será dada por el exoesqueleto”.

Hacen falta mejoras adicionales antes de que el exoesqueleto Robo-Mate esté en las fábricas europeas. No hará falta mucho tiempo para que los trabajadores lo acepten como herramienta común sin que parezca un accesorio de superhéroe.

Selección del editor

siguiente artículo

futuris

Robots como alternativa en el cuidado de personas mayores