Última hora

Leyendo ahora:

Trump y Farage cargan contra Suecia: las claves de las falsas acusaciones


Suecia

Trump y Farage cargan contra Suecia: las claves de las falsas acusaciones

La afirmación de Donald Trump “lo que pasó anoche en Suecia” en alusión a un inexistente atentado ha puesto el foco en la delincuencia en el país escandinavo.

Una deriva que ha llegado a que el eurodiputado británico Nigel Farage, un aliado clave de Trump, asegure que existe una relación entre el número de inmigrantes que Suecia ha aceptado y un incremento de la delincuencia sexual en el país.

Farage dijo en el programa de radio Leading Britain’s Conversation que “Suecia ha aceptado más hombres jóvenes migrantes que cualquier otro país en Europa y ha habido un aumento dramático en la delincuencia sexual en Suecia, tanto así que Malmo es ahora la capital de la violación de Europa”.



¿Qué nos dicen las cifras?

Suecia tuvo 162.000 solicitudes de asilo en 2015, una de las cifras más altas de la Unión Europea en lo que respecta a las solicitudes por millón de habitantes.

De los 162.000, alrededor de 46.000 eran hombres de entre 18 y 34 años, según Eurostat.

El número de violaciones efectivamente ha aumentado en Suecia. Los datos de la ONU muestran que la policía registró 64.9 violaciones por cada 100.000 habitantes suecos en 2014, con mucho el número más alto de toda Europa, y más de 25 en 2003.

Sin embargo, el gobierno sueco dice que las cifras de violación en el país son más altas por dos razones principales: sus leyes son más duras en cuanto a la tipificación de violación, lo que hace que las comparaciones sean difíciles con otros países y además anima a las víctimas a denunciar los ataques, no a ocultarlos. Suecia cambió las leyes sobre crímenes sexuales en 2005 convirtiendo la definición legal de violación en mucho más amplia.

El número de violaciones registradas por la policía por cada 100.000 habitantes aumentó, de de 25,2 violaciones en 2004 a 41,9 un año después.

Pero esta subida se produjo mucho antes de la avalancha de solicitudes de asilo. A primera vista, parecería que hay una estrecha relación entre los inmigrantes en Suecia y el número de violaciones registradas por la policía por cada 100.000 habitantes. Sin embargo, nuevamente, el aumento del número de violaciones ocurrió un año antes de la mayor llegada de inmigrantes en 2006, casi 96.000 personas, frente a las 65.229 del año anterior. Alrededor de la mitad del correspondía a migrantes procedentes de otros países europeos, según datos de Eurostat.

Mientras tanto las cifras del Consejo Nacional Sueco para la Prevención del Delito muestran violaciones por cada 100.000 habitantes y en Malmo alcanzaron su máximo en 2010, durante la década hasta 2016.

Las estadísticas provisionales para 2016 indican que Malmo tuvo menos violaciones por cada 100.000 habitantes que Gotemburgo.