Última hora

Última hora

El relanzamiento del Nokia 3310 no es para ‘millennials’

El retorno del Nokia 3310, el icónico teléfono de la marca de móviles finlandesa, se ha convertido en la gran sensación del Mobile World Congress de Barcelona, el mayor evento de telefonía móvil del m

Leyendo ahora:

El relanzamiento del Nokia 3310 no es para ‘millennials’

Tamaño de texto Aa Aa

El retorno del Nokia 3310, el icónico teléfono de la marca de móviles finlandesa, se ha convertido en la gran sensación del Mobile World Congress de Barcelona, el mayor evento de telefonía móvil del mundo, y ha convertido a un teléfono no tan inteligente en la estrella del espectáculo.

El Nokia 3310 se introdujo por primera vez en el año 2000 y se convirtió en el dispositivo más popular de la época. Con un tamaño más pequeño, una batería duradera y la famosa melodía de la marca. Nokia, que en su día fue mayor fabricante de móviles del mundo, está tratando de irrumpir en un mercado cada vez más competitivo dando un pequeño paso atrás.

El relanzamiento del modelo 3310 introduce una pantalla en color y una cámara de 2 megapíxeles, y una prometedora vida útil de batería de 25 días en espera.

Ha sido concebido como un teléfono de repuesto y también como un recuerdo para los nostálgicos del siglo veinte.

Pero para aquellos jóvenes que nunca usaron el viejo Nokia, ni sus predecesores, el dispositivo no resulta atractivo. La generación de los ‘millennials”, nacida en el mundo digital e hiperconectado, ha convivido con los smartphones desde el principio de sus vidas. Para ellos, una pantalla táctil, aplicaciones multimedia y un montón de datos son el estándar de cualquier dispositivo.

Daniel González nació en Madrid en 2002, apenas dos años después de que el Nokia 3310 fuera lanzado por primera vez. Blogger y youtuber desde los 11 años, visita el Mobile World Congress en Barcelona para mantenerse al día de la nueva tecnología y aprovechó la oportunidad para echar un vistazo al teléfono finlandés. Su primer dispositivo fue Samsung S Mini. El Nokia 3310 es el primer celular convencional que llega a sus manos.

“Es demasiado pequeño. Lo primero es irse con los dedos a la pantalla a ver cómo lo haces y luego venirte a ver cómo haces para manejarte con los botones. Porque es realmente complicado”, dijo a Euronews. Para él, tener que manejarse sin una pantalla táctil es casi antinatural. Lucha con los botones. “Son muy pequeños, y si te equivocas, tienes que volver al menú y empezar todo de nuevo”.

“Sobre todo utilizo (mi teléfono) para mantener el contacto a través de correo electrónico, para chequear las redes sociales, y creo que con esto es un poco complicado, porque si no sabes cómo activar la tarjeta SD… Pues no veo muy sencillo hacer fotos y subirlas a twitter”.

Después de dos minutos de interacción con el dispositivo, todavía continuaba en el menú principal. “Me doy por vencido. Me siento tan torpe con este teléfono… En serio”, concluye Daniel González.