Última hora

La avalancha que tuvo lugar esta mañana en Tignes, en los Alpes franceses, no ha provocado ninguna víctima mortal, según fuentes de la estación de esquí.

Tras conocerse la noticia una enorme operación de rescate se puso en marcha. El alud atravesó una pista azul arrastrando a varias personas.

A mediados de febrero una avalancha en Tignes había provocado cuatro muertos.