Última hora

Leyendo ahora:

Conflicto en el Este de Ucrania: reconstruirse en tiempos de guerra


Ucrania

Conflicto en el Este de Ucrania: reconstruirse en tiempos de guerra

Desde hace pocos días, esta casa de un pueblo cerca de Kiev, la capital ucraniana, es el nuevo hogar de Vitali y Valentina, desplazados como miles de sus compatriotas a causa del conflicto militar en el este de Ucrania. La pareja tuvo que dejar su apartamento en la región de Donetsk poco después de que los separatistas prorrusos tomaran el control de su ciudad.

Vitali Svyatoshenko, desplazado interno: “Esta guerra fue creada artificialmente, y está claro en qué dirección sopla el viento; en la de Rusia. Cuando los separatistas colgaron su bandera en lugar de la ucraniana, comprendimos que sería difícil permanecer allí y nos mudamos; primero fuimos a Kramatorsk, que por entonces estaba controlado por Kiev, y después vinimos cerca de la capital.”

La familia, cuya minusvalía es anterior al conflicto, recibe las ayudas para los desplazados internos previstas por el Gobierno ucraniano, pero no es suficiente para llegar a fin de mes. Por suerte, hace poco encontraron una vacante en una ONG ucraniana que ayuda a los desplazados internos a resolver sus problemas legales y con todo lo relacionado con vivir y salir de la zona de guerra.

Valentina Svyatoshenko-Fialova, desplazada interna: “Con este trabajo ganamos un dinero extra y además podemos ayudar a gente que está en nuestra misma situación. Les informamos sobre cómo solicitar las ayudas, cómo cruzar puntos de control, dónde conseguir ayuda humanitaria…”

Según el ministerio ucraniano de Servicios Sociales, ya hay cerca de un millón seiscientos mil desplazados internos en el país. La mayoría proceden de Donbas, pero también de Crimea.

Oleg vivía en Donetsk. Cuando llegó a Kiev no solicitó la ayuda gubernamental, se presentó al concurso para desplazados internos organizado por el PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo) y ganó el primer premio. Ahora, expertos internacionales le asesoran sobre cómo recaudar fondos para desarrollar su empresa de bicicletas eléctricas.

Oleg Maslov, desplazado interno: “Participo en el programa colectivo de recogida de fondos porque creo que es mejor recibir ayuda de gente implicada socialmente que pedir ayuda al Gobierno.”

En los últimos dos años, el PNUD ha enseñado a 3.000 desplazados a gestionar sus negocios y concedido subvenciones a algunos de ellos. Los resultados concretos son nuevas zapaterías, panaderías, centros de lavado de coches…
Para los responsables de este programa de Naciones Unidas, lo importante no es dar dinero a los desplazados, sino la posibilidad de ganarlo.

Jan Thomas Hiemstra, representante nacional de la PNUD:
“La gente de Donbas ha sido muy bien recibida en Ucrania. Creemos que con estos ejemplos podemos demostrar realmente que los desplazados internos no son personas que tienen que poner la mano para tener dinero del PNUD, no, les pueden ayudar los ucranianos”

Precisamente con ese objetivo dramaturgos ucranianos desplazados del este fundaron junto con un director de teatro alemán, Georg Genoux, el “Teatro de los desplazados” en Kiev. En sus filas no hay prácticamente ningún actor profesional.

Katerina Savchenko pasó de ser espectadora a unirse a la troupe. Para ella, actuar es una buena terapia psicológica: “Estoy mejor. Para mí no es fácil hablar de lo que sucedió en el este, ni sobre mis abuelos viviendo allí.”

El “Teatro de los Desplazados” ya ha ofrecido representaciones en Alemania y en muchas ciudades de Ucrania. Su trabajo consigue que los espectadores entiendan mejor qué significa vivir en tiempos de guerra. Los actores mantienen viva la esperanza de esperanza de ofrecer una función en sus ciudades natales pero en tiempos de paz.