Última hora

Escándalo mundial tras la revelación de Wikileaks de un programa de "hackeo" de la CIA

Prosigue el escándalo mundial tras la revelación de la existencia de un supuesto programa encubierto de “hackeo” de la CIA En el primer capítulo de una serie de siete entregas Wikileaks, el portal di

Leyendo ahora:

Escándalo mundial tras la revelación de Wikileaks de un programa de "hackeo" de la CIA

Tamaño de texto Aa Aa

Prosigue el escándalo mundial tras la revelación de la existencia de un supuesto programa encubierto de “hackeo” de la CIA

En el primer capítulo de una serie de siete entregas Wikileaks, el portal dirigido por el autraliano Julian Assange, expone el alcance del presunto programa de ciberespionaje de Estados Unidos. Este primer informe que pone al descubierto la vulnerabilidad de la Agencia Central de Inteligencia eclipsaría incluso las revelaciones realizadas en su día por Edward Snowden.

Bautizada como “Año Cero”, esta filtración que abarca de 2013 a 2016, contiene más de 1.500 documentos y archivos filtrados de una red de alta seguridad de la CIA en Virginia que presentan todo tipo de detalles sobre un programa para piratear teléfonos, ordenadores y televisores con Internet y convertirlos en micrófonos para espiar a sus usuarios.

Uno de los programas, llamado One, utilizaría los televisores “inteligentes” de determinadas marcas como dispositivos de escucha encubiertos. Según Wikileaks, este programa fue desarrollado en conjunto con la inteligencia británica.

Además, Assange acusa a la CIA de utilizar el consulado de EE.UU. en Frankfurt, Alemania, como “base encubierta para sus hackers en Europa, Oriente Medio y Africa. Para Will Donaldson, experto en seguridad en la red, se necesitarán años para evaluar la magnitud de la vulnerabilidad del sistema: “Están pinchando coches, televisores, todos los dispositivos que llevan batería básicamente, por eso hay tantos documentos. El agujero en la seguridad es inmenso…Creo que Samsung fue una de las marcas de televisiones que citaron…consiguieron encender televisiones de forma remota sin que se iluminase el botón de encendido. Con eso se graba todo lo que se diga en ese salón por supuesto sin el conocimiento de las personas.”

Los archivos permiten a la agencia saltarse aplicaciones de encriptación como la de WhatsApp, que utilizan millones de personas para proteger sus comunicaciones.
Varun Badhwar, director general de RedLock: “Creo que efectivamente todo lo que esté conectado a internet es suceptible de ser pirateado. En última instancia, hay que ser conscientes de donde se colocan los dispositivos tanto en nuestras casas como en nuestras oficinas y hasta en tu vida personal.”

Si los documentos son auténticos, esta información supondría un serio revés para la CIA, pero también para el presidente Trump, que elogió a WikiLeaks por la publicación de miles de correos electrónicos de su rival, Hillary Clinton, durante la campaña presidencial.