Última hora

Flores y orgullo patrio en el aeropuerto de Varsovia en el retorno de la primera ministra polaca tras la batalla de Bruselas. La euroescéptica Beata Szydlo se ha opuesto a todo y a todos llegando a bloquear las conclusiones del Consejo Europeo para protestar contra la reelección de su presidente, su compatriota Donald Tusk.

Ante la prensa, Szydlo arremetía contra parte de la familia europea:

- “Algunos líderes europeos de los estados más antiguos de la Unión Europea todavía están convencido de de que deben tener siempre la razón y el resto debemos escucharlos y aceptar sus soluciones. Pues eso ya no va a ser así”, sentenció.

Lo cierto es que solo Polonia se opuso a la reelección de Tusk, aunque varios países del este europeo compartieron sus críticas a la Europa de varias velocidades, una fórmula avalada por Francia, Alemania, Italia y España para superar el brexit.

Los países del este temen quedarse rezagados. El presidente de la comisión europea, Jean-Claude Junker, les ha asegurado que no supondrá un nuevo “telón de acero”.

- “El brexit no es el fin de la Unión Europea, ni el final de todos nuestros desarrollos, ni de nuestras ambiciones continentales. He tenido la impresión, al hablar en privado con colegas y escuchar el debate que mantuvimos en la sala, que, al contrario, el problema del brexit alienta a los demás a continuar. Desafortunadamente, sin los británicos”.

La cumbre no sirvió para aclarar la fecha concreta en la que el Reino Unido activará el inicio del brexit, aunque su primera ministra, Theresa May, reiteró que lo hará antes de que acabe el mes.