Última hora

Los israelíes de todo el país salieron a las calles vestidos de traje para celebrar la festividad de Purim, una que conmemora la salvación de los judíos del genocidio en la antigua Persia, tal como se narra en el ‘Libro de Esther’.

Frente a las seculares cabalgatas en la franja costera mediterránea, en la que los disfraces recurren a los personajes de cualquier carnaval occidental, en la de los asentamientos judíos expresaron de nuevo todo tipo de mensajes nacionalistas.

Las autoridades eligieron como inspiración al presidente Donald Trump y al soldado Elor Azaria.

Más No Comment