Última hora

Leyendo ahora:

Trump recibe con frialdad a Merkel y dice que no es un "aislacionista"


EE.UU.

Trump recibe con frialdad a Merkel y dice que no es un "aislacionista"

No fue una reunión a cara de perro, pero sí evidenció la ausencia de sintonía entre ambos mandatarios. La esperada visita de la canciller alemana, Angela Merkel, a la Casa Blanca, ha servido para dejar claro que Donald Trump no es Barack Obama, ni lo quiere ser. Tras recibir con frialdad a la canciller y negarse a darle la mano cuando se lo pidieron los fotógrafos (aunque lo hizo más tarde, al concluir la rueda de prensa), el presidente estadounidense se defendió de quienes le acusan de ser un proteccionista.

- “No soy un aislacionista. Apoyo el librecambio, pero también un librecambio justo. Nuestro librecambio ha traído un montón de cosas negativas, como el déficit que tenemos, mirad la acumulación de la deuda”.

Merkel se mostró comprensiva con los deseos de Trump de equilibrar la balanza comercial:

- “Es justo que ambas partes se beneficien de los tratados pactados, así que, con este espíritu, estaría feliz si pudiéramos reanudar las conversaciones entre la Unión Europea y Estados Unidos. Firmamos un acuerdo comercial con Canadá y espero que aquí podamos estar en situación de reabrir las conversaciones, pero esto es algo que vamos a discutir”.

Merkel confirmó que Alemania incrementará su aportación económica a la OTAN, algo que Trump agradeció públicamente. Fue uno de sus pocos gestos amables. El presidente estadounidense, que durante meses criticó la política migratoria de Merkel, afirmó que la inmigración no es un derecho, sino un privilegio que está por debajo de la seguridad ciudadana.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

Traducción automática

Traducción automática

Francia

Los duques de Cambridge tratan de restañar en Francia las heridas abiertas por el brexit