Última hora

Leyendo ahora:

UE y Polonia: ¿hasta dónde?


insiders

UE y Polonia: ¿hasta dónde?

El día de la Mujer en Polonia tuvo un acento proeuropeo. En las calles de la capital, Varsovia, miles de mujeres desfilaron para protestar contra las políticas del partido gobernante de corte conservador y populista. Alicja Bobrowicz cubrió la marcha para la Gazeta Wyborcza, periódico de izquierdas que alerta sobre la deriva antieuropea del Partido Ley y Justicia:

“Me preocupa el deterioro de la libertad en este país como periodista que soy. No hace mucho, varios periodistas se han visto negada la entrada en el Parlamento, acceso restringido para los demás. No podemos trabajar con libertad y las cosas no parecen mejorar, tememos por nuestro futuro.”

Las protestas cubrieron las portadas de los periódicos ligados a sectores de la oposición aunque fueron minimizadas por los medios afines al gobierno.

“Esto muestra la división de la sociedad polaca, ¿por qué razón? vamos a buscar algunas respuestas”, comenta Hans von der Breile, reportero de Euronews.

Las últimas normativas con las que el gobierno ha aumentado su control sobre los medios de comunicación públicos han situado a Polonia en el puesto 47 del Índice de Libertad de Prensa Mundial, delante de Mauritania.

Insiders - Press freedom in Poland

El gobierno planea limitar el capital extranjero en los medios privados; una estrategia que algunos periódicos han tachado de “repolonización” ya que podría tener un impacto en la reorganización de la propiedad de los medios locales.

Krzysztof Skowronski, presidente de la Asociación de Periodistas Polaco y director de una radio de tendencia conservadora, defiende este proyecto de ley:

“Cuando Polonia se abrió al mercado capitalista, éramos muy pobres. A pesar de nuestro esfuerzo y el trabajo de estos últimos 27 años, la mayoría no se ha beneficiado o poco de esta apertura. El plan del ministro de Finanzas, el señor Morawiecki, es cambiar todo esto, para ello se va a limitar el capital extranjero y recapitalizar los medios de comunicación.”

La ley también afectará a los medios de comunicación con capital polaco como el grupo Agora, el principal conglomerado opositor en el país. La Gazeta Wyborcza forma parte del grupo cuya viabilidad económica se tambalea. El año pasado tuvo que despedir a 200 periodistas después de que las instituciones públicas rescindieran sus abonos a la Gazeta que, además, dejó de ser distribuida en todos los quioscos situados en lugares controlados por empresas públicas como ciertas gasolineras.

Jaroslaw Kurski, director adjunto de la Gazeta Wyborcza: “Todos los cambios que se han operado en este país en los últimos años de apertura europea han sido vistos por este gobierno como una especie de complot urdido por las élites herederas de Solidarnosc y post-comunistas. La Gazeta Wyborcza, símbolo de estos cambios, es la principal víctima de la ira del gobierno. Todas las empresas públicas han retirado su publicidad de nuestro periódico.

Rusia, Turquía, Hungría y Polonia han aplicado fórmulas parecidas para socavar la libertad de la prensa empujándola a una agonía financiera y mediante un control directo de los medios públicos.

“El Gobierno despidió a 250 periodistas de medios públicos; purgas nunca vistas desde las leyes marciales. Nos encontramos ante un retorno de la propaganda de tiempos comunistas, solo que, ahora, es al revés. El gobierno populista no soporta la más mínima crítica”, asegura Jaroslaw Kurski, director adjunto de la Gazeta Wyborcza.

Cuando Polonia entró en la Unión Europea en 2004, experimentó un crecimiento que ha durado hasta ahora; logros que las élites populistas han tergiversado exponiendo sus propias verdades como el argumento muy expandido de que los pequeños propietarios y el pueblo han sido los grandes perdedores de este cambio.

Lo comprobamos en el pequeño pueblo de Krepa. Allí vive Sylwester Imiolek que retomó la granja familiar de su abuelo hace 20 años, una explotación rural como la mayoría, entonces.

“Sylwester comenzó con ocho vacas. Hoy es propietario de 500, le preguntamos cómo ha podido llegar hasta aquí”, dice Hans von der Breile.

Muchos pequeños propietarios tuvieron miedo de que, con la entrada en el bloque comunitario, las granjas familiares desaparecieran. Sylwester decidió modernizarse aprovechando el marco legal y de ayudas que la UE ofrecía.

Insiders - Agriculture in Poland

“Hoy en día, nos damos cuenta de que aquellos miedos eran infundados. Las pequeñas y medianas explotaciones, gracias a los fondos europeos destinados a la agricultura y los mecanismos de modernización, pudieron desarrollarse, al menos aquellos que quisieron”, cuenta Sylewester.

Sylwester se especializó en la leche en polvo que, ahora, vende en países como China, Nueva Zelanda o Sudáfrica, en parte, gracias a los acuerdos comerciales que la UE ha establecido con otras zonas del mundo.

“Cuando era un jóven granjero, todos esos programas de ayudas europeos fueron formidables para mi. Me permitieron expandir mi negocio, crecer y mis sueños se volvieron realidad. Solicité cada uno de ellos y me los atribuyeron”, recuerdo Sylwester.

La Solidaridad es uno de los pilares de la Unión Europea. Polonia es uno de los principales beneficiarios de los fondos europeos, recibe tres veces más de lo que contribuye.

Volvemos a Varsovia donde tenemos una cita con el presidente del Instituto de Asuntos Públicos de Polonia. Un estudio reciente asegura que los polacos confían más en el Parlamento Europeo y la Comisión que en sus propias instituciones. Este sentimiento proeuropeo tiene que ver más con los valores europeos que con temas económicos.

“Ser miembro de la Unión Europea es la mejor garantía para Polonia de pertenecer a la comunidad de naciones libres en lugar de ser un satélite de Rusia. Ese es el leitmotiv del sentimiento proeuropeo. La UE nos garantiza la paz, la estabilidad y la prosperidad económica en un mundo globalizado”, explica Jacek Kucharczyk.

Una Europa con diferentes velocidades. Frente a la propuesta de algunos líderes europeos de reforzar la cooperación entre un grupo restringido de países dejando atrás a los rezagados, Polonia tendrá que hacer oír su voz.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

Traducción automática

Traducción automática

insiders

Chipre: promesas de una reunificación que no llega