Última hora

Más de 700 monumentos falleros fueron devorados el por el fuego el domingo 19 de marzo durante la “cremà”, el acto de clausura de las Fallas de Valencia, las fiestas regionales más populares de esta provincia española con las que los valencianos celebran cada año la llegada de la primavera.

Declaradas Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, las Fallas toman su nombre de los grandes conjuntos esculturales construidos en cartón piedra (los llamados “Ninots”) que permanecen expuestos en las calles de la ciudad hasta el último día de la fiesta. Sólo dos de ellos, elegidos por votación popular, se salvan de la quema,

Las Fallas tienen un importante impacto económico en Valencia, ya que en cinco días reúne a un millón de visitantes, que se suman a sus 800.000 habitantes.

Más No Comment