Última hora

Leyendo ahora:

Sin sorpresas en el primer debate electoral de las presidenciales francesas


Francia

Sin sorpresas en el primer debate electoral de las presidenciales francesas

Animado, tenso por momentos, de una duración de más tres horas pero sin grandes sorpresas.

Así fue el primer debate electoral celebrado este lunes por la noche entre los candidatos favoritos a las presidenciales francesas.

El socioliberal Emmanuel Macron y la ultraderechista Marine Le Pen protagonizaron una acalorada discusión sobre inmigración.

“Quiero acabar con la inmigración, esto debe quedar claro. Quiero acabar con la inmigación legal e ilegal”, dijo la candidata del Frente Nacional.

La respuesta de Macron, que encabeza con Le Pen los sondeos de cara a la primera vuelta, no se hizo esperar.

“Con sus provocaciones está dividiendo a la sociedad. Hoy hay más de cuatro millones de francesas y franceses de religión musulmana. Cuatro millones de personas que viven en nuestra República y usted los quiere convertir justamente en enemigos de la República. Estoy totalmente en contra de ello”, afirmó.

El candidato socialista, Benoit Hamon, pasó tambien a la ofensiva cuando se habló de inmigración.

“La población extranjera en Francia permanece estable desde 1930 y, sin embargo, todos los años asistimos a un debate cuyo único objetivo es instrumentalizar este asunto para obtener beneficios electorales”, aseguró.

El conservador Francois Fillon consiguió salir indemne de un debate en el que prácticamente no se habló de los escándalos judiciales que marcan su candidatura.

El izquierdista Jean-Luc Mélenchon supo aprovechar, por su parte, la libertad que le otorgó la falta de ataques de sus rivales.