Última hora

La lucha contra el terrorismo el Bélgica, un año después de los atentados

El autoproclamado Estado Islámico está cambiando su estrategia. Ya no es en Irak o en Siria, la guerra se está moviendo ahora hacia Europa.

Leyendo ahora:

La lucha contra el terrorismo el Bélgica, un año después de los atentados

Tamaño de texto Aa Aa

Son tiempos difíciles para quienes se enfrentan al terrorismo. El autoproclamado Estado Islámico está cambiando su estrategia. Ya no es en Irak o en Siria, la guerra se está moviendo ahora hacia Europa. El número de jóvenes radiacalizados aumenta y algunos combatientes extranjeros están regresando. El hijo de Olivier tenía 23 años cuando dejó Bélgica para irse a Siria, donde murió en 2013. Dice que es necesario reintegrar a los que vuelven a Europa: “Es muy delicado. Tras los atentados de Bruselas tememos que vengan personas potencialmente peligrosas. Y pongo el ejemplo de mi hijo. Yo hubiera intentado ayudar a mi hijo por todos los medios si estuviera vivo”.

Según cifras oficiales, alrededor del 30% de los combatientes extranjeros que salieron de Europa han regresado. Hay 119 en Bélgica. Para las fuerzas de seguridad es un fenómeno nuevo pero los investigadores aseguran que están preparados.

“Estamos listos para reaccionar si vuelven y podemos prevenir también. Si regresan en avión tenemos la información pero si vuelven a pie desde Siria y cruzan las fronteras es más difícil localizar a estas personas. Tenemos operaciones en marcha, comprobamos la información y estamos trabajando. Pero nunca digas nunca”, ha destacado este investigador que no quiere dar a conocer su identidad.

Elena Cavallone, euronews:
“Enfrentarse a los nuevos desafíos de la lucha contra el terrorismo parece una tarea difícil para Bélgica donde además de la dificultad para intercambiar información con los servicios de inteligencia de otros países existe también una falta de coordinación entre los servicios de seguridad interna, como denuncian los sindicatos de la Policía Federal”.

Los agentes han participado recientemente en una manifestación en la ciudad belga de Namur: “El plan nacional de seguridad no se implementa porque no hay personal. Sobre todo en lo que se refiere a la gestión de información. Hoy podemos decir que tememos perder información que llega de todos los países europeos y que se mueve por lo que llamamos cruces de información oficiales, información que está disponible pero como hay falta de personal, por eso no podemos tratarla”, ha dicho Eddy Quaino, representante sindicalistaa.

Un año después des los atentdos de Bruselas, Bélgica todavía trabaja para hacer frente a un terrorismo que evoluciona cada vez más deprisa.