Última hora

Las inundaciones que sacuden el país andino desde hace semanas han provocado ya 75 víctimas mortales y casi 300 heridos. Hay al menos 20 desaparecidos y más de 100.000 personas se han quedado sin hogar.

Los destrozos ocasionados por las lluvias aún no se pueden cuatificar, aunque son multimillonarios. En muchos lugares no hay electricidad, ni agua corriente, ni manera de desplazarse debido que las riadas lo han arrasado todo.

Los primeros en reaccionar han sido los países vecinos, especialmente Ecuador, Colombia y Chile, que han comenzado a enviar los primeros cargamentos de ayuda humanitaria. Las previsiones meteorológicas no son alentadoras. Las autoridades esperan que las lluvias torrenciales persistan y no descartan que el Amazonas pueda desbordarse a su paso por varios distritos del norte del país.

Hacía casi 20 años que El Niño no se manifestaba con tanta violencia en Perú. En 1998 murieron en el país a casua de este fenómeno meteorlógico cerca de 500 personas. Y quince años antes, perdieron la vida casi 9.000.