Última hora

Leyendo ahora:

Un informe de la UE denuncias problemas en el acceso a tratamientos fertilidad


Redacción de Bruselas

Un informe de la UE denuncias problemas en el acceso a tratamientos fertilidad

Fue todo un acontecimiento: la primera bebé probeta del mundo. Se llama Louise Brown y nació en Gran Bretaña en 1978. Desde su nacimiento las técnicas de fecundación en vitro se han desarrollado y mejorado.
Su madre tenía un problema en las trompas de falopio que le impedia concebir.

Ahora Louise, de 38 años, ha estado en Bruselas en la presentación de un nuevo informe, que asegura que las mujeres encuentran muchas dificultades para acceder a los servicios de fertilidad en la Unión Europea: “Antes de que mi madre se quedara embarazada, llegó a los médicos con depresión. El médico subrayó el hecho de que el no poder quedarse embarazada era lo que le estaba causando la depresión; así que, es bueno que la gente sepa que esto no va solo de que un padre y una madre tengan un hijo, sino de formar familias”.

Según el informe 25 millones de ciudadanos de la UE sufren infertilidad. Las tasas de fecundidad varían entre los nueve países estudiados. Las menores están en España y Polonia. La mayor, en Francia. Con todo, seguimos por debajo de la tasa de estabilización de la población de 2,10 nacimientos por mujer.

La eurodiputada rumana Norica Nicolai, del Grupo de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa, …organizadora del debate en Bruselas, asegura que Europa se enfrenta a un enorme problema demográfico: “Para resolver este problema, es necesario centrarse en la política interna y la política de fertilidad debe ser la política interna en todos los Estados miembros”.

El proceso de fertilización de un óvulo con espermatozoides sigue siendo controvertido para la organización antiabortista británica Life Charity, como explica su portavoz Mark Bhagwandin: “Lo que nos gustaría ver es mucha más medicina de restauración y terapias, que en realidad abordan el problema de la infertilidad en su fuente, y menos fecundacion in vitro”.

Louise apoya que todas las mujeres de la UE deben poder acceder a fecundación in vitro si no pueden concebir naturalmente. Gracias a ello Louise existe y el primer bebé probeta ahora tiene familia propia.

Redacción de Bruselas

Hungría y Austria en contra de la acogida a los refugiados