Última hora

Tras el Brexit... ¿y la ciudadanía europea?

Comienza la cuenta atrás para el Brexit, que entre sus objetivos está el acabar con la libre circulación de ciudadanos europeos hacia el Reino Unido.

Leyendo ahora:

Tras el Brexit... ¿y la ciudadanía europea?

Tamaño de texto Aa Aa

Comienza la cuenta atrás para el Brexit, que entre sus objetivos está el acabar con la libre circulación de ciudadanos europeos hacia el Reino Unido.

Esto priva de ciudadanía a tres millones de ciudadanos de la UE que residen en el Reino Unido, y afecta también a un millón trescientos mil británicos establecidos en el continente.

En Alemania viven 100.000 británicos. En esta calle de Kreuzberg, en Berlín, esta tienda de productos británicos lleva instalada desde 1996. Su propietaria está preocupada por las posibles barreras aduaneras que van a hacer subir los precios de las importaciones. Pero sobre todo, como es ciudadana británica está intentando conseguir un pasaporte alemán.

“Estaría más feliz si conseguiéramos la ciudadanía porque yo me siento ciudadana de la UE y seguiré siéndolo. Me parece muy importante y también para mis hijos.

Elizabeth Wood y su marido se instalaron en Berlín hace 8 años, con sus hijas. Ella se está preparando para pasar el examen para adquirir la ciudadanía alemana el próximo 29 de abril. La lista de espera es de tres meses.

Voy a hacer igual que cuando era estudiante y preparaba mis exámenes. Hay un cuestionario de más de 300 preguntas. Yo estoy copiando los artículos de la constitución alemana que uno debe aprenderse para aprobar. Voy a aprendérmelos de memoria.”

Para tener un pasaporte alemán y así conservar la ciudadanía europea, tendrá que hacer mucho papeleo, pasar un examen de alemán y demostrar que no depende de las ayudas sociales.

Dieter Wolke vive en el Reino Unido desde hace 28 años. Es profesor de psicología y su compañera es británica. Tienen hijos. Y él también tendrá que hacer diversas gestiones si quiere mantener sus derechos en ese país.

“De repente, se nos está diciendo que somos ciudadanos de segunda clase, y en mi caso es peor, porque me dicen que no me envían el pasaporte hasta dentro de seis meses y si pierdo el trabajo por eso, simplemente me dirán que son las reglas del Ministerio del Interior”.

Mónica Obiols vive en el Reino Unido desde hace casi tres décadas. Esta española está casada con un holandés, Jan-Diant Schreuder. Juntos tienen dos hijos nacidos en el Reino Unido. Para ellos, el papeleo británico se ha convertido en una pesadilla.

“El formulario es una pesadilla completa. Era muy complicado y finalmente lo conseguí, pero por desgracia no dí información suficiente sobre mis hijos, por lo que su permiso indefinido de residencia ha sido rechazado”.

Desde el referéndum sobre el Brexit las solicitudes de residencia permanente en el Reino Unido se han multiplicado por seis. Más del 28% de las solicitudes que fueron presentadas en los últimos tres meses han sido rechazadas o declaradas nulas.