Última hora

Última hora

Paraguay: destituidos el titular de Interior y el jefe de la Policía tras la muerte de un opositor

El presidente de Paraguay, Horacio Cartes, ha destituido al ministro del Interior y al jefe de la Policía Nacional tras la muerte de un joven opositor.

Leyendo ahora:

Paraguay: destituidos el titular de Interior y el jefe de la Policía tras la muerte de un opositor

Tamaño de texto Aa Aa

El presidente de Paraguay, Horacio Cartes, ha destituido al ministro del Interior y al jefe de la Policía Nacional tras la muerte de un joven opositor.

allviews Created with Sketch. Punto de vista

"Les aseguro que estos actos no quedarán impunes"

Horacio Cartes presidente de Paraguay

Manifestantes opositores salieron anoche a las calles de Asunción, la capital, para exigir responsabilidades, contra la enmienda constitucional que ha desatado los disturbios y contra el presidente paraguayo, Horacio Cartes.

La víctima, Rodrigo Quintana, de 25 años, era el líder de las juventudes del Partido Liberal.

Un video de seguridad muestra el momento en el que la Policía irrumpía en la sede de la formación y disparaba contra los manifestantes. Cuatro agentes fueron detenidos. Uno de ellos ha confesado haber disparado contra Quintana, según fuentes de Interior. La investigación se centra en saber por qué llevaba su escopeta cargada con “balas de plomo en lugar de balines de goma”, tal y como obliga la normativa.

“Lamento profundamente los eventos ocurridos. Cualquier acto que lleve la pérdida de una joven es injustificable y una gran calamidad. Ofrezco mis más sinceras condolencias a la familia de Rodrigo Quintana y les aseguro que estos actos no quedarán impunes. Todos los responsbles de este horrendo episodio enfrentarán la justicia y pagarán por sus acciones”, ha declarado el presidente paraguayo, Horacio Cartes.

El caos se instaló en Paraguay, el viernes, tras ser aprobada, en una reunión secreta de 25 senadores, una enmienda constitucional que permitiría la reelección presidencial.

Centenares de personas respondieron asaltando e incendiando el Congreso. Los disturbios dejaron una treintena de heridos y más de 200 detenidos.

El Partido Liberal, principal formación opositora, ha anunciado un juicio político contra el presidente paraguayo, por su responsabilidad en los episodios violentos y por la muerte de uno de los miembros del partido.