Última hora

Leyendo ahora:

El ataque químico centra la conferencia sobre Siria en Bruselas


Bélgica

El ataque químico centra la conferencia sobre Siria en Bruselas

Incapaces de poner fin al conflicto en Siria, que entra ya en su séptimo año, las delegaciones de 70 países se han centrado en la ayuda humanitaria. La ONU solicita 8.000 millones de dólares para este año.

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, asegura que los responsables del ataque tendrán que rendir cuentas ante la justicia.

“No cabe duda de que los responsables de las violaciones del derecho internacional humanitario y de los derechos humanos, sean quienes sean, rendirán cuentas. En concreto condenamos, como he dicho, el uso de armas químicas como se informó en el ataque de ayer, y pedimos que se garantice el que asuman sus responsabilidades a través de los mecanismos apropiados. La paz sostenible e inclusiva en Siria, para los sirios, sigue siendo el objetivo de todo nuestro trabajo en común”.

Los principales líderes, que acusan al régimen de Bachar al Asad de estar detrás del ataque con armas químicas, piden la renuncia de este para poner en marcha el proceso de reconstrucción del país.

“Todas las pruebas que he visto apunta a la que la responsabilidad recae en el régimen de Al Asad. Si vamos a seguir adelante con la reconstrucción de Siria debe haber una transición sin el régimen de Al Asad”, dijo el ministro británico de Exteriores, Boris Johnson.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, destacaba la importancia de esta conferencia.

“Este suceso muestra lo importante que es esta conferencia. Lo importante que es unir a la comunidad internacional para poder presionar a las partes del conflicto y a los países que tienen influencia en las partes del conflicto”.

El futuro de Al Asad, que cuenta con el respaldo de Rusia e Irán, sigue siendo el principal punto de discordia que bloquea las negociaciones sobre el futuro de Siria.

internacionales

La ONU alerta de los "efectos devastadores" de la decisión de EEUU de cortar fondos para planificación familiar