Última hora

Leyendo ahora:

Trabajadores y empresarios de ambos lados de la frontera de Gibraltar se sienten “rehenes” de las negociaciones del 'brexit'


Reino Unido

Trabajadores y empresarios de ambos lados de la frontera de Gibraltar se sienten “rehenes” de las negociaciones del 'brexit'

Piden más medios para que los nuevos controles en el espacio Schengen no resten agilidad al paso aduanero

El paso fronterizo entre La Línea (la ciudad española más cercana al Peñón) y Gibraltar simboliza el termómetro de la relación entre España y Reino Unido. Más aún después de la oficialidad del ‘brexit’.

Manuel Triano, secretario del sindicato español Comisiones Obreras en el Campo de Gibraltar (comarca española situada junto al Peñón) y actual presidente del Grupo Transfronterizo (GT), formado por organizaciones sindicales y empresariales de ambos lados, criticó la escalada de tensión en el tono de recientes declaraciones públicas sobre la salida del Reino Unido de las instituciones europeas.

“El tema de Gibraltar ha sido muy goloso para alguna gente que quiere tener sus dos minutos de fama”, comentó, en relación a afirmaciones públicas como las de algunos conservadores británicos que recordaron la Guerra de las Malvinas.

Además, Triano llamó la atención sobre que el Grupo Transfronterizo ha diseñado una agenda de interlocución con todos los representantes políticos, institucionales, y gubernamentales que van a tener influencia en las rondas de conversaciones tocantes al “divorcio político” británico, para que se atienda a preocupaciones concretas de esta zona.

El GT también apelará a la UE sobre las colas en el paso fronterizo. Éstas han sido motivo de queja social y empresarial. Hasta dos horas han llegado a esperar los conductores que trataban de cruzar la frontera estos últimos días.

Ante esta situación, Triano analizó que “lo que está pasando es que están cogiendo como rehenes a miles de trabajadores, a empresas, lo que además, condiciona, de manera muy negativa, la economía de Gibraltar, de La Línea, y de la comarca”.

Incertidumbre en la frontera

7.400 de los 12.000 trabajadores fronterizos con los que cuenta el Peñón son españoles. El resto son principalmente europeos, según datos del Gobierno gibraltareño.

Desde este viernes, tanto ellos como el resto de ciudadanos se han visto afectados por la implantación del nuevo código de fronteras del espacio Schengen. Esta nueva legislación no tiene relación con el brexit sino que fue propuesta tras los atentados de París en 2015.

“He entrado sin problemas”, comentaba una mujer que acababa de llegar a Gibraltar, mientras que otra ciudadana, en cambio, sostenía que “había esperado mucho” para la verificación de su documentación en la aduana española.

En la bulliciosa Main Street, la arteria comercial de la ciudad, una pareja gibraltareña se mostró incómoda al verse preguntada sobre el nuevo decreto europeo y el brexit. Declinaron responder con un “lo siento, no nos gusta mucho hablar de eso”.

Otro gibraltareño, sin embargo, exhibió su rechazo a toda acción que frene la fluidez en la frontera. “Estoy en contra de esas colas en la frontera porque a palos nadie cambia de opinión”, sentenció, por otro lado, en referencia también a la oferta de cosoberanía lanzada por España a Gibraltar.

“No estamos en contra de España, estamos en contra de la actitud que adoptan con nosotros”, concluyó.

Las jornadas previas a la entrada de esta normativa se vivieron largas esperas. “Parece que el problema somos nosotros”, decía un trabajador español este jueves.

Ese mismo día, otra mujer, con paso apresurado, señalando a una creciente fila de peatones que se formaba sobre las seis de la tarde, afirmó que esta situación le daba “rabia”. “Parecemos corderitos”, ironizaba con media sonrisa otra mujer.

“Hoy va un poco más rápido, pero el miércoles fue increíble”, criticó una trabajadora española. “Gibraltar no tiene la culpa. Es el Gobierno español. Quieren que Gibraltar sea español… que dejen a Gibraltar como está que estamos muy bien”, apostilló su acompañante.

De vuelta a territorio español, tras pasar los trámites de presentación de documentos, dos personas de una comunidad religiosa repartían folletos con la pregunta “¿Qué hay detrás de lo sobrenatural?”. Mientras, en la misma acera, la cuestión que se dibujaba en los rostros de quienes a diario pasan la frontera era otra. La de qué habrá después del ‘brexit’.

Jorge Gutiérrez para Euronews