Última hora

Miles de cristianos celebraron en Jerusalén el Domingo de Ramos, día en que se conmemora la entrada de Jesús de Nazaret en la ciudad santa.

Un año más la iglesia del Santo Sepulcro, el lugar donde, según la tradición, Jesucristo fue crucificado y enterrado, reunió a fieles de todo el mundo que acudieron a la celebración enarbolando hojas de palma o ramas de olivo, como es costumbre.

El Domingo de Ramos marca el inicio de la Semana Santa, la conmemoración cristiana de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús de Nazaret.

Más No Comment