Última hora

Leyendo ahora:

Aumenta la tensión y el número de emigrantes en el campo de refugiados de Quíos.


Grecia

Aumenta la tensión y el número de emigrantes en el campo de refugiados de Quíos.

La isla griega de Quíos cuenta con dos campos de refugiados. En el de Souda, la mayor parte proceden de Siria, pero también del norte de África, Afganistán e Irán. Quíos está a tan solo 8 kilómetros de las costas turcas. Desde que la Unión Europea y Turquía llegaron a un acuerdo, hace un año, para frenar el flujo de llegadas, el número de personas en los centros de Quíos había disminuído en un 25%. Pero en febrero llegaron 270 personas y en Marzo más de 800.

Quíos es una olla a presión desde hace meses y a Emmanouil Vournous, alcalde de esta isla de 51.000 habitantes, le preocupan estas cifras: “Tal vez sea el clima, tal vez se debe a motivos políticos. No estoy tan interesado en saber por qué están llegando. Yo sé lo que está pasando y esto es muy difícil para la gente de aquí y también para los refugiados y los inmigrantes. No puedo quejarme o criticar lo que está haciendo Turquía. Es un Estado independiente. Está actuando por sí mismo. Nosotros, en la Unión Europea, deberíamos tener nuestra propia política (migratoria).”

Los dos campos de Quíos son abiertos y están a rebosar. Ya hubo altercados aquí en noviembre. Los quiotas reclaman su cierre. Los trámites para gestionar las demandas de asilo duran de media un año y los refugiados reclaman mejores condiciones de vida.

Dos refugiados siros se lamentan: “La comida no está buena. Lo que bebemos, tampoco y los hospitales son malos”

Muestran con un portátil las imágenes de un refugiado sirio que se inmoló aquí hace una semana.

Es un sitio muy peligroso, dice otro procedente de Damasco

Majid tiene 25 años dice que le “apuñalaron tres veces: una en el corazón, otra en la espalda y otra en la pierna. Estuve en el hospital 15 días, y los de Naciones Unidas no vinieron a verme”.

Llegó a Quíos procedente de Sudán hace tres meses. Su familia está aún en Turquía, la policía turca ha frenado su intento de fuga en cinco ocasiones, en Cesme. El alcalde de esta ciudad Muhittin Dalgic, también está preocupado. “Desgraciadamente la gente se va desde aquí. El Estado intenta que esto no ocurra, movilizando a nuestras fuerzas de seguridad y a la guardia costera. Cada día intentamos impedir que embarquen o les sacamos del mar”, dice.

“Los políticos turcos ya han amenazado con romper el acuerdo sobre la inmigración y enviar a más de 15.000 refugiados a Europa cada mes. Los refugiados de Quíos y las autoridades griegas se quejan de las condiciones de vida en los campos de refugiados y de la escasez de recursos” comenta Senada Sokullu, desde Chios para Euronews.

ALL VIEWS

Teclear para averiguar