Última hora

La tolerancia y la apertura suecas, a prueba tras el ataque terrorista.

Fotos manipuladas, incitación al odio, mayor apoyo a la extrema derecha, la tradición aperturista sueca se fisura tras el aentado del viernes

Leyendo ahora:

La tolerancia y la apertura suecas, a prueba tras el ataque terrorista.

Tamaño de texto Aa Aa

La tolerancia y la apertura suecas se han puesto a prueba tras el ataque terrorista del viernes pasado. El país, en luto, tiene que lidiar con las tensiones generadas por la fobia al Islam y los delitos de incitación al odio.

Se considera que Suecia es el país europeo mas generoso en materia de asilo. Estocolmo ha acogido a 700.000 demandantes de asilo desde los años noventa y más de 163.000 solamente en el año 2015. El país cuenta tan solo con 10 millones de habitantes.

Rinkeby es una barriada de Estocolmo con un alto índice de immigrantes. En el pasado, los jóvenes del barrio protagonizaron algunas revueltas. Ahora la inquietud está aumentado, a la par que la tension política, advierte Mohamed Nurr, lider local del Partido Social Demócrata, en el poder: “Estamos preocupados. No habían pasado ni tan siquera 48 horas, y ya empezamos a ver montajes fotográficos: habían puesto a una jóven musulmana en la zona del atentado y los ultras Nazis han empezado propagar la incitación al odio”, dice.

La hostilidad contra los inmigrantes sigue siendo tabú en Suecia, pero empieza a fisurarse, según comenta Sajad Khalaj, un iraquí de 25 años: “Los Demócratas suecos, un partido anti-inmigración, han engrosado sus filas. Según ellos, la posibilidad de un ataque no era más que una cuestión de tiempo. Ahora que ya ocurrido, creo que su base aumentará. Será una catástrope.”

Efectivamente, el apoyo al partido de extrema derecha Sweden Democrats es mayor. Los sondeos lo sitúan en segunda posición detrás del Partido Social Demócrata del primer ministro Stefan Lofven.

El lunes, durante la ceremonia en honor de las cuatro víctimas mortales del atentado, Lofven elogió la entereza de la sociedad democrática sueca para superar unida está prueba.

Ahora bien, debido a la oleada de refugiados de 2015, el gobierno sueco decidió endurecer las reglas del permiso de residencia, reducir las ayudas y reforzar los controles fronterizos.