Última hora

Ver para saber… Un equipo de científicos australianos y estadounidenses ha lograr colocar cámaras en lomos de ballenas para obtener información sobre sus hábitos y costumbres. Los aparatos, de pequeño tamaño, se quedan adheridos a la piel de los cetáceos gracias a una ventosa, por lo que los animales no resultan heridos.

Gracias a las imágenes obtenidas, los investigadores han obtenido información sobre cuándo, cómo y de qué se alimentan, cómo se relacionan entre sí e incluso con qué fuerza exhalan el agua congelada para poder respirar.

Los dispositivos, que han sido colocados en lomos de dos tipos de ballena (las jorobadas y las minke), se retiran antes de que pasen 48 horas y se vuelven a colocar en otros ejemplares.

Más No Comment