Última hora

Leyendo ahora:

Visita a una clínica para caballos en Hungría

Este potro sufrió una fractura en una pata en el momento del parto. Una fractura ósea puede acabar con la carrera de un caballo. Pero a éste le salvaron hace unos días los cirujanos de esta clínica veterinaria en Hungría.

Para cambiar la escayola los veterinarios anestesian al potro y a su madre. La yegua trataría de proteger a su cría por lo que tuvieron que dormirla también.

Éstas son algunas de las dificultades que surgen cuando se quiere operar a un caballo.

En condiciones normales, los equinos casi nunca se acuestan. Si lo hacen durante un período prolongado su circulación sanguínea se puede obstruir, y sus músculos y pulmones podrían quedar dañados.

Incluso para una operación rutinaria como ésta, se necesita un complejo dispositivo solo para mantener vivo al caballo al que se ha anestesiado.

También necesitan ayuda para despertarse. De lo contrario, podrían romperse las patas tratando de ponerse de pie, estando aún bajo los efectos de la anestesia.

Es difícil mover a un caballo adulto dormido, pero aquí lo hacen a diario. Son anestesiados en el pasillo y sujetos a esta máquina que les va desplazando por medio de un carril instalado en el techo. Cuando el caballo está en la mesa de operaciones, el anestesista ya ha preparado el terreno para el cirujano.

Este caballo tiene un bulto enorme en el cuello. Los veterinarios van a operarle pues en las radiografías no se ve claramente qué puede ser.

El Doctor Bodó, director de la clínica, se inclina por extirparlo.

La clínica de caballos de la Universidad de Veterinaria de Budapest es la más grande de Europa Central y del Este. Muchos estudiantes extranjeros hacen aquí sus prácticas, algunos incluso vienen desde Suecia.

Mientras los cirujanos extraen el quiste y realizan la biopsia del mismo.

El problema se debía a una espina de acacia. El organismo del caballo trataba de aislar el elemento externo, rodeándolo de fibra muscular. Al no ser metálico no aparecía en la radiografía. Ésta no es una operación complicada y sin embargo llevó más de dos horas.

Aunque los caballos se encuentran entre los animales domésticos más caros, desde un punto de vista económico, el propietario tiene que estar dispuesto a pagar los elevados costes de la operación. Este tipo de clínica es algo excepcional y la cirugía equina no es tan común.

Este caballo tiene suerte. Todavía no se ha despertado de la anestesia. Los veterinarios que le cuidan van a impedir que se levante mientras esté sedado. Pero en pocos días podrá volver a trotar…

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

internacionales

Macron y Le Pen, sus antagónicas visiones del mundo