Última hora

Portugal también vota este domingo en Francia

De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística francés, la portuguesa es la comunidad extranjera más numerosa del país galo.

Leyendo ahora:

Portugal también vota este domingo en Francia

Tamaño de texto Aa Aa

De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística francés, la portuguesa es la comunidad extranjera más numerosa del país galo.

Los portugueses están además considerados como una de las comunidades mejor integradas, a pesar incluso de estar muy ligados a sus costumbres: sus tradiciones, su comida… y por supuesto su fútbol. A pocos días de unas elecciones decisivas, nos encontramos con todo tipo de opiniones:

“Estamos todos a la expectativa”, nos dice un ciudadano portugués. “La verdad es que no sabemos qué esperar en caso de que gane Le Pen”.

“Yo si pudiese votar lo haría por Macron”, nos confiesa en el mismo bar portugués otro hombre. Y es que del millón de ciudadanos portugueses o de origen portugués que viven en Francia más de la mitad cuentan tan sólo con la nacionalidad lusa, por lo que este domingo no podrán votar.

En Francia, tanto los sondeos como las estadísticas basadas en el origen étnico o nacional están prohibidas por ley. Por tanto, es difícil obtener datos precisos sobre la intención de voto de la comunidad portuguesa. En cualquier caso, se trata de una población muy diluida en el resto de la sociedad francesa, por lo que presumiblemente su distribución del voto no es muy diferente del resto de la población. En primera ronda hubo votos portugueses para todos los candidatos. Ahora también los habrá para los dos finalistas.

Émile, concejala del Frente Nacional en el pequeño pueblo de Givors, cerca de Lyon, es hija de un portugués y una española. Para ella, la retórica anti inmigración de Le Pen no choca en absoluto con sus orígenes:

“Soy hija de inmigrantes, de personas que llegaron a Francia y se integraron en la sociedad consiguiendo un trabajo y generando ingresos. Yo no estoy en contra de los inmigrantes, estoy en contra de que reciban beneficios sociales”.

Lídia, pensionista de 68 años, vino a Francia en 1980 y consiguió la nacionalidad poco después. Ella lo tiene muy claro: Emmanuel Macron es su hombre. Su juventud, además, es un plus:

“¡Por fin vamos a tener un presidente joven. Estamos hartos de señores de más de 50 y más de 60 años. No es que sean viejos, pero ¿por qué no dar la oportunidad a un hombre de 39 años?”, se pregunta Lídia.

Un estudio de Sciences Po asegura que la comunidad portuguesa es la que más apoya al Frente Nacional, pero lo cierto es que es difícil sacar conclusiones. Las opiniones e ideas de esta comunidad son en su mayoría similares a las de los 67 millones de ciudadanos franceses.