Última hora

Leyendo ahora:

Macron: "una victoria sin precedentes"


internacionales

Macron: "una victoria sin precedentes"

Tema candente Más sobre Elecciones presidenciales francesas 2017

El liberal y europeísta Emmanuel Macron se convierte en el nuevo presidente de Francia, tras derrotar en una segunda vuelta a la ultraderechista Marine Le Pen. Macron, de solo 39 años y desmarcándose como centrista de los partidos clásicos, aventajó en unos treinta puntos a Le Pen, en un desenlace final menos apretado de lo que pronosticaban los sondeos.

Después de un primer discurso institucional desde su local de campaña, el ganador inesperado hace solo medio año entró de forma solemne con el himno europeo en el Carrousel del Louvre de París. Desde allí se dirigió a sus seguidores y a los que habían votado a Le Pen.

“Quiero tener unas palabras para los que han votado hoy por la señora Le Pen (silbidos)…. ¡No los silbéis! Han manifestado una ira, un desarraigo, a veces convicciones. Les respecto, pero haré todo durante los cinco años que vienen para que no tengan ninguna razón de votar por los extremos”.

Marine Le Pen no ha tardado en reconocer su derrota y se ha posicionado como líder de una “oposición” que va a intentar mejorar sus resultados en las legislativas de junio.

Emmanuel Macron ha obtenido el 64,84% de los votos frente al 35,18% de Marine Le Pen. Este neófito de la política ha conseguido abrir una “tercera vía” en la escena política francesa gracias al apoyo de numerosas personalidades y políticos procedentes de la izquierda y la derecha.

Ha sido la segunda victoria más holgada en una segunda vuelta desde tiempos de Charles de Gaulle. Solo Jacques Chirac mejoró estos resultados en 2002, también contra el candidato de la extrema derecha, entonces, Jean-Marie Le Pen, padre de la actual candidata, cuando se impuso con el 82 % de los sufragios. A diferencia de Chirac que sacó más de 60 puntos de diferencia respecto a la primera vuelta, Macron no ha contado con el apoyo del Frente Republicano que se constituyó en 2002 para frenar el avance del Frente Nacional.

Macron ha dejado claro durante la campaña que no deseaba reanudar con las viejas prácticas que han anquilosado la política francesa. El líder socioliberal no ha querido reformular su programa en pos de una posible alianza política con otros partidos. Macron espera poder atraer a su movimiento a políticos de la izquierda y la derecha que deseen alistarse bajo su etiqueta que él mismo ha calificado de socioliberal y de centro.

El “ni-ni” gana terreno

La tasa de participación ha rondado el 65%, menos que en la primera vuelta (69,42%), la más baja desde 1969. La conocida tendencia del “ni-ni” (ni Emmanuel Macron, candidato socioliberal, ni Marine Le Pen, candidata de la extrema derecha) ha marcando estos comicios.

Una parte del electorado de derechas se ha abstenido o ha votado a Le Pen mientras que, una parte el electorado de izquierdas se ha abstenido o ha optado por el voto en blanco.

La campaña presidencial francesa se ha distinguido de las anteriores. Por segunda vez en 15 años, el Frente Nacional se ha calificado en la segunda vuelta pero esta vez no se han producido protestas populares como en 2002.

En el extranjero, el presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker y la canciller alemana, Angela Merkel, han felicitado al ganador cuya victoria, dicen, “es una buena noticia para Europa”.

La carrera para las elecciones legislativas comienza

Los sondeos publicados este domingo aseguran que el partido de Macron logrará entre el 24 y el 26 % en la primera vuelta de las legislativas del 11 de junio próximo, por delante de los conservadores (22 %), del ultraderechista Frente Nacional (entre 21 % y 22 %), de los izquierdistas de Jean-Luc Mélenchon (13 % a 15 %) y del Partido Socialista (8 % a 9 %).

Estas estimaciones no tienen por qué traducirse directamente en diputados ya que el sistema francés es mayoritario y solo elige un escaño en cada circunscripción. Un sistema que acaba por favorecer la creación de alianzas entre los partidos para frenar ciertas candidaturas, estrategia que siempre ha penalizado al Frente Nacional.

Ante la falta de diputados, el movimiento de Macron, “En Marcha”, fundado hace menos de un año, se ha puesto manos a la obra en una operación de seducción para atraer a cargos electos que quieran presentarse bajo su etiqueta. Tradicionalmente, en Francia, los votantes se arriesgan menos cuando se trata de elegir al representante en su circunscripción por eso crecen las dudas sobre la capacidad de Macron para hacerse con una mayoría parlamentaria.

El joven político socioliberal ha pedido a los que han votado por él que vuelvan a respaldar en las legislativas de junio a su plataforma política para “construir una mayoría, fuerte, una mayoría del cambio al que el país aspira”.

En cuanto a la ultraderechista Marine Le Pen, segunda en las presidenciales, solo cuenta con dos diputados en la actual cámara saliente.

Le Pen se autoproclamó jefa de la oposición y anunció una reestructuración de su partido para crecer en las legislativas y poder poner freno a las políticas “mundialistas” del nuevo presidente.

La líder ultraderechista ha hecho un llamamiento a formar una “alianza de patriotas”, unas declaraciones que han constrastado con el anuncio del soberanista Nicolas Dupont-Aignan, con quien se coligó tras la primera vuelta, de que presentará candidatos propios a las legislativas.

Le Pen no fue la única que aprovechó la noche electoral para lanzar la carrera de las legislativas. El malogrado candidato conservador en la primera vuelta, François Fillon, del partido Los Republicanos dió por terminada la “tregua” de las presidenciales.

El líder ultraizquiedista de La Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon, también ha hecho un llamamiento para alcanzar “otra mayoría”

Sigan la cobertura en directo:

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

internacionales

El "Macronleaks" marca las horas previas a la segunda vuelta de las presidenciales francesas