Última hora

Leyendo ahora:

El corcho vuelve a las botellas tras una década de crisis


Business

El corcho vuelve a las botellas tras una década de crisis

El corcho vive una segunda juventud en Portugal. Tras más de una década de crisis, los productores portugueses han recuperado su nicho de mercado gracias a la evolución del mercado del vino y a una fuerte inversión tecnológica para mejorar su producción. Portugal es actualmente el primer exportador de este material, cien por cien reciclable y respetuoso con el medio ambiente.

“Hace doce, catorce o quince años, las previsiones para el corcho eran cualquier cosa menos optimistas”, explica Carlos de Jesus, director de márketing de la empresa Amorim. “Pero hoy, el escenario es completamente diferente”.

Los tapones de aluminio y de plástico estuvieron durante la década pasada a punto de acabar con el corcho en las botellas, aunque el cambio en los hábitos de consumo del vino le han devuelto al lugar que le corresponde. La estrategia de los productores portugueses ha sido ofrecer calidad en lugar de cantidad.

“La tendencia es muy clara”, añade Joao Ferreira, presidente de la asociación de corchos APCOR. “El consumo de vino ha bajado en volumen, pero ha aumentado en calidad. Y la mayor parte de los consumidores de buen vino prefieren tapones de corcho a cualquier otra alternativa. Así que deben ser de calidad”.

En el último año, las exportaciones han crecido más de un 4%, generando casi mil millones de euros y repuntando un 24% con respecto a 2010. Se calcula de los 18.000 millones de botellas de vino que se venden en todo el mundo al año, 12.000 millones utilizan tapones de corcho.