Última hora

Unión Cristianodemócrata (CDU) 3, Partido Socialdemócrata (SPD) 0. La victoria de la CDU de la canciller Angela Merkel en las elecciones regionales, de este domingo, en Renania del Norte-Westfalia supone la tercera derrota para el SPD de Martin Schulz y la confirmación de que, de momento, el llamado “efecto Schulz” no ha funcionado. La CDU ha destronado al SPD en el mayor estado federado de Alemania, acabando con un reinado de 50 años.

“Este triunfo significa que el SPD debe preocuparse de la estrategia de Schulz para convertirse en canciller. ‘El tren Schulz’, como él suele decir, ha descarrilado por tercera vez. Es la tercera vez que el SPD pierde en las elecciones regionales, y ahora en el mayor de los ‘länder’. Tienen que repensar su estrategia. Mientras que Merkel está más fuerte que nunca”, ha declarado Ulli Tückmantel, redactor jefe del diario Westdeutsche Zeitung.

La CDU obtuvo un 33% de los votos en Renania del Norte-Westfalia, un avance de cerca de siete puntos respecto a 2012. El SPD se quedó con un 31%, una caída de casi ocho puntos.

“Me alegro de que haya un cambio. Todo era más de lo mismo. No había futuro. Querían hacer algo, pero luego no lo hacían. Hubo demasiadas decepciones. Hacía falta un cambio, fuera como fuera”, ha dicho una electora de Düsseldorf.

Este era el último test antes de las elecciones generales del 24 de septiembre, para las que la CDU aventaja en 10 puntos al SPD en intención de voto.

“Martin Schulz, un exjugador de fútbol sabe que es muy difícil ganar un partido cuando estás perdiendo 3-0. Para lograrlo, probablemente necesite cambiar de táctica”, ha señalado Sandor Zsiros, enviado especial de euronews a Düsseldorf.