Última hora

Última hora

Grand Slam de Ekaterimburgo: Khalmurzaev vuelve por la puerta grande

En la jornada de clausura del Grand Slam de Ekaterimburgo, muchos judocas pasaron sobre el tatami, pero si hubo alguno que destacó por encima de los demás en el cuadro masculino fue el ruso Khasan…

Leyendo ahora:

Grand Slam de Ekaterimburgo: Khalmurzaev vuelve por la puerta grande

Tamaño de texto Aa Aa

En la jornada de clausura del Grand Slam de Ekaterimburgo, muchos judocas pasaron sobre el tatami, pero si hubo alguno que destacó por encima de los demás en el cuadro masculino fue el ruso Khasan Khalmurzaev. El campeón olímpico dio un auténtico recital en su retorno a la competición frente a su público en la categoría de -81 kg.

Tras superar en semifinales al cabeza de serie, el holandés Frank de Wit, en el tiempo extra, la final apenas duró un minuto.

Khalmurzaev derrotó al húngaro Attila Ungvári por ippon.

“Sí, es mi primer torneo. Después de los Juegos, empecé a entrenarme otra vez a principios de año, pero hasta ahora no me sentía preparado. Ha sido muy emocionante competir aquí en Ekaterimburgo. Estaba ilusionado y feliz con la idea, y ahora que he ganado, lo estoy aún más”.

Y en el cuadro femenino, la protagonista de la jornada fue la holandesa Danne van Dijke. Tras el título europeo, la joven de 21 años sigue progresando y se colgó su primera medalla de oro en un Grand Slam. No fue una final fácil. Frente a ella, la judoca local Alena Prokopenko, que venía de eliminar a la cabeza de serie, la canadiense Kelita Zupancic.

En la final, Prokopenko se puso por delante en el marcador con un waza-ari. Tras empatar la contienda, Van Dijke remontó el combate con un ippon.

Triunfo de la actual campeona del mundo, la japonesa Umeki Mami en la categoría de -78 kg. La japonesa venció todos sus combates por ippon, incluida la final frente a la británica Natalie Powell.

En la categoría de -90 kg, el japonés Kenta Nagasawa se colgó la medalla de oro al derrotar en el tiempo extra al húngaro Krisztian Toth, subcampeón del mundo en 2014, con un waza-ari. Esta era la primera aparición de Toth en 2017, tras superar una lesión en la espalda.

El ippon más espectacular del día fue obra del austríaco Laurin Boehler en la pelea por el bronce con el judoca letón Jevgenis Borodavko.

Finalmente en la categoría de -100 kilos, el húngaro Miklos Cirjenis se proclamó vencedor tras derrotar a la campeona del mundo junior de 2015, la rusa Niyaz Ilyasov. La húngara, con vistas a los Mundiales que se disputarán en su país en poco más de 3 meses, escogió el momento perfecto para lograr su primera victoria en el circuito internacional de judo.