Última hora

Leyendo ahora:

El Aunkaï Bujutsu, artes marciales del siglo XXI

“Antes de aprender a combatir, es necesario aprender a mantenerse de pie, a andar y sentarse”. Por muy básicas que parecezcan estas consignas, son la columna vertebral del Aunkaï, unas técnicas marciales que se inspiran de las artes marciales chinas y japonesas pero que difieren en su práctica puesto que ponen el acento en la búsqueda del movimiento en estado puro. El Aunkaï lleva al iniciado a desposeerse de sus gestos básicos para reaprenderlos a través de una toma de conciencia de nuestra manera de movernos. A través de la repetición de ciertos ejercicios se busca forjar el cuerpo marcial.

Senseï (maestro) Akuzawa Minoru es el fundador de esta práctica marcial. Se inició primero en el arte del Tai Chi, luego, practicó el Hsing I. Estudió también el Toshukakuto y el Daïto-Ryu hasta obtener el campeonato internacional de Sanda en China. Su interés por las prácticas feudales japonesas (Koryu) influenció su visión de las artes marciales lo que le llevaría a crear su propia escuela en 2003: el Aunkaï.

El periodista Christian Boudarel de Euronews ha acudido al sur de la Ardèche en Francia para mostrarnos un poco más sobre estas artes marciales surgidas a principios del siglo XXI.

Akuzawa Minoru lleva una década enseñando esta disciplina en Europa. Bouderel ha asistido a uno de sus seminarios donde nos explica en qué consisten estas artes marciales.

Bouderel: ¿Senseï, en qué consiste el Aunkaï Bujutsu ?

Akuzawa:

“Podríamos resumir el Aunkaï Bujutsu diciendo que es un método de formación de nuestro cuerpo para poder controlarlo y servirse de él de manera totalmente libre. Hay dos tipos, los budos y los bujutsus, los budos están presentes en todo el mundo mientras que los bujutsus practican un arte muy sofisticado y antiguo. Creé el Aunkaï disolviendo las categorías budo y bujutsu en unas artes marciales que pudieran perpetuar esas técnicas y este arte ancestral.

Bouderel:¿Qué tipo de personas lo practica?

Akuzawa:

“Esta claro que como practicante de bujutsu, si tenemos en cuenta el aspecto guerrero, el Aunkaï permite a los combatientes la posibilidad de mejorar su potencial y su movilidad.
Aquellas personas que no pueden practicar deporte de manera intensiva, el aprender a servirse de su cuerpo de esta manera puede conllevar un cambio en sus gestos cotidianos e incluso en su manera de pensar, así que desde ese punto de vista, el Aunkaï está dirigido a todas las personas.
Los iniciados pueden practicar los diferentes ejercicios poco a poco a través de los “tanren”, en solitario, o de ejercicios en pareja, los “Kunren”.”

Bouderel: ¿Qué puede aportar este arte a una persona de nuestro milenio?

Akuzawa:

“En un principio, estas técnicas enseñadas en las escuelas tradicionales japonesas buscaban formar el cuerpo para utilizarlo de manera apropiada. Vemos que casi han desaparecido hoy en día o aparecen de manera residual en algunos deportes o los budos modernos (conjunto de artes marciales japonesas creadas entre finales del siglo XIX y el XX). Por esta razón, intento, a través del Aunkaï y de mi cuerpo, perdurar esta sabiduría legada por nuestros antepasados. Ya sea desde un punto de vista marcial o de desde un punto de vista de la salud, intento mejorar y perfeccionar estas técnicas. Creo que este arte antiguo puede ser útil para nuestra vida moderna.”

Si hay algo que caracteriza a Akuzawa Minoru es su generosidad. Nos desvela todos los secretos de su arte sin esconder nada a sus alumnos. Desde 2006, participa en seminarios con regularidad en Europa, sobre todo en Francia Hungría. También es solicitado en otras partes del mundo como Nueva Zelanda, Hong-Kong y Estados Unidos.

internacionales

Redada policial en una sauna gay en Indonesia