Última hora

Leyendo ahora:

Energía procedente de las corrientes marinas


futuris

Energía procedente de las corrientes marinas

La ría Strangford Lough en Irlanda del Norte se extiende sobre 150 kilómetros cuadrados. El flujo de sus mareas puede alcanzar los 4 metros de altura a una velocidad de 1,4 metros por segundo lo que le ha convertido en una potencial fuente de energía procedente de corrientes marinas.

Heije Westerger es la directora técnica del proyecto MINESTO que está poniendo a prueba un prototipo destinado a producir energía:

“Es como una cometa anclada en el fondo marino. La fuerza de las mareas la elevan con el impulso del agua. El ala hace que la cometa vuele hacia delante, en realidad, acelera el aparato y hacer girar las turbinas. Cuando estas se accionan, se produce electricidad.”

La cometa está equipada con sensores y herramientas de comunicación.

Los científicos de este proyecto de investigación europeo realizan pruebas sobre el comportamiento de la cometa a diferentes velocidades y profundidades para hallar el modo de producción de energía más eficiente.

Neil Laughlin, ingeniero de programación, MINESTO:

“La velocidad de flujo de las mareas difiere a medida que miras a través de las diferentes profundidades de agua. La cometa permite, debido a su flexibilidad, cambiar algunos parámetros para orientarla y hacerla volar a diferentes alturas dependiendo de dónde se encuentren las corrientes marinas más fuertes.”

Materiales ligeros pero resistentes y un diseño totalmente hidrodinámico permiten a la cometa volar bajo el agua en total armonía con las corriente marinas y a velocidades muy diferentes.

Heije Westerger es la directora técnica del proyecto MINESTO:

“El objetivo no es volar tan rápido como sea posible sino generar energía. Si se acelera demasiado el sistema puede ser sometido a mucho estrés y fallar, esos disfuncionamientos y roturas causan todo tipo de problemas. Así que es necesario optimizar la velocidad para producir energía “.

Las pruebas se llevan a cabo en un área protegida, hábitat de una especie de focas.

Los científicos están construyendo una plataforma sonar para rastrear la presencia de animales marinos y comprender su reacción ante el paso de la cometa.

Nancy Cecilia Zambrano, ingeniera de pruebas, MINESTO:

“Actualmente estamos desarrollando un programa con el que podremos distinguir los objetos marinos. Necesitamos poder distinguir claramente entre los animales marinos y los posibles objetos arrastrados por la marea”.

El equipo de investigadores proyecta construir cometas de mayor tamaño, de 12 metros de ancho, diseñadas para producir hasta 1,6 GWh (gigavatios hora) de electricidad al año.

Salomonsson, gerente del proyecto, coordinador del proyecto MIDROC, Powerkiete

“Desde las turbinas pasando por la potencia de la parte electrónica hasta la transmisión de electricidad hacia la costa, estamos viendo cuál es el concepto actual y tratamos de mejorar el rendimiento y reducir el coste de algunos de esos componentes “.

Un dispositivo a gran escala será instalado bajo las aguas de Gales.

Selección del editor

siguiente artículo
Recuperar el equilibrio motriz gracias a la robótica

futuris

Recuperar el equilibrio motriz gracias a la robótica