Última hora

Ruben Östlund desembarcó en la competición de Cannes en el último momento con su película “The Square”. Nadie le vio llegar y nadie le presintió como favorito, pero se lleva para Suecia la Palma de Oro. Ha sido la gran sorpresa de esta edición. El propio Ostlünd parecía estar en una nube tras recibir el premio.

“Enviamos la película a Cannes bastante tarde, así que tardó en llegar la confirmación de que estábamos en competición. Y ahora, el hecho de estar sentado ahí con mis amigos y con toda la gente con la que he trabajado durante años para hacer esta película… ¡es insuperable! Si eres director, ¡no hay nada mejor!” decía.

Mucho más esperado fue el premio de la alemana Diane Kruger, la gran favorita por su interpretación de una mujer que busca venganza tras la muerte de su marido e hijo en un atentado terrorista en “In the Fade”, del turco-alemán Fatih Akin.

“Ella es una víctima. Ha perdido a su familia, pero se niega a darse por vencida. Hay una fuerza en Katia, en mi personaje y, sinceramente, estaba segura de que también estaba en mí. Fatih la vio y me ayudó a pasar por esto”, señalaba Kruger.