Última hora

Leyendo ahora:

Decenas de miles de rohinyás huyen de Myanmar a Bangladesh


Bangladesh

Decenas de miles de rohinyás huyen de Myanmar a Bangladesh

Bangladesh hace frente a la tercera oleada masiva de refugiados de los últimos 40 años. Setenta y cuatro mil rohinyás, la minoría étnica musulmana de Myanmar, han huído al país vecino desde octubre pasado. Escaparon de la represión militar en el estado norteño de Rakhine.

Myanmar prohibió la entrada a Euronews. Fuímos a buscar a los rohinyás a Kutupalong, el mayor campamento improvisado del sureste de Bangladesh: más de 66.000 personas. Sus testimonios son trágicamente similares.

Rahmot Ullah recuerda su experiencia: “Mientras huía, los ancianos que no podían moverse fueron asesinados, vi como violaron a niñas y a madres delante de mí”.

Rahmot nos explicó que los soldados birmanos atacaran su aldea en el norte de Rakhine, mataron a 22 personas, sólo ocho sobrevivieron. Nos mostró cómo colocaban los soldados a los aldeanos para golpearles y matarles.

Zannat tiene sólo quince años. Fue violada por los militares de Myanmar en octubre. La segunda tanda de operaciones represivas militares la obligó a huir a Bangladesh.

Lo recuerda así: “En mi país he visto a soldados deteniendo a rohinyás, los golpearon en una embarcación. Vi a algunas mujeres torturadas, las desnudaron, las tiraron al suelo, les cortaron los pechos y las siguieron torturando”.

A los rohinyás recién llegados les niegan el estatus de refugiado; el que sí tuvieron los que llegaron en 1978 y principios de los noventa. Ahora están etiquetados como “nacionales indocumentados de Myanmar”, con derechos muy limitados.

El responsable del Programa Alimentario Mundial de la ONU en la zona, Karim Elguindi, explica: “Desde hace 20 años la mayoría de la asistencia humanitaria ha sido para los refugiados censados como tales. Desde el año pasado más de 75.000 llegaron junto a otras decenas de miles de refugiados no registrados, que no recibían casi nada. El objetivo es proporcionar algo más digno y una mejora de situación equivalente a la que tenemos en los campamentos oficiales”.

Bangladesh, uno de los países más pobres del mundo, ha dejado que los rohinyás se queden, “temporalmente”. Viven en refugios precarios. No pueden alimentarse por sus propios medios.

En Myanmar la vida de Rohinyás es aún peor. La enviada especial de Euronews a Bangladesh, Monica Pinna explica que “Los rohinyás en Myanmar fueron despojados de su ciudadanía en 1982. Tienen restringido el acceso a la educación y a la sanidad. No tienen derecho al voto”.

Según la ONU, las violaciones de los derechos humanos de los rohinyás por el gobierno de Myanmar indican la probable comisión de crímenes contra la humanidad.

Pueden ver nuestro reportaje completo sobre la crisis rohinyá en Bangladesh el jueves que viene en Aid Zone.

Australia

Pánico a bordo de un avión de Malaysia Airlines