Última hora

La ONG Human Rights Watch ha criticado el empleo de fósforo blanco el pasado sábado en bombardeos ocurridos en el oeste de Mosul, donde las fuerzas iraquíes llevan a cabo una ofensiva para recuperar el antiguo bastión del autodenominado Estado Islámico.

HRW ha determinado, tras analizar fotografías y vídeos difundidos por dos canales kurdo-iraquíes y el brazo mediático del EI, ‘Amaq’, que se trata de esta sustancia, que fue liberada mediante proyectiles diseñados para generar una gran cantidad de humo.

Por su parte, el ministro iraquí de Defensa no confirmó ni desmintió el empleo de este elemento químico. Sin embargo, sí afirmó que, a petición de comandantes iraquíes, la coalición internacional que combate contra grupo yihadista disparó munición para proteger a un grupo de civiles que escapaban de francotiradores del EI cerca del río Tigris.

El fósforo blanco es un arma muy incendiaria que, en ocasiones, se usa para crear cortinas de humo ya que produce un humo espeso y duradero.

Aunque no está prohibido por el derecho internacional, se considera problemático en áreas muy pobladas por su capacidad para arder durante un largo periodo de tiempo y de causar terribles quemaduras.

La organización humanitaria señaló en un comunicado que su empleo “despierta dudas importantes sobre el daño potencial a civiles”. También pidió al Ejército iraquí que “defina su política” respecto a la utilización de este agente.

Más No Comment