Última hora

Lo dejó todo por una nueva vida.

Dorota llegó a Reino Unido hace 13 años con su marido. Empezó limpiando habitaciones de hotel, ahora regenta su propia cafetería en el norte de Londres.

Los resultados del referéndum del año pasado le sorprendieron, como a la mayor parte del millón de polacos en Reino Unido.

Dorota Staniak, Hostelera :

“ Me deprimió, fue una mañana muy triste. La recuerdo perfectamente”

A Dorota le preocupan las sombras que el Brexit proyecta sobre su familia, incluidos sus dos hijos.

Dorota Staniak, Hostelera :

“ No sabemos qué va a pasar con nosotros. No tengo el pasaporte británico y para serle honesta, ninguna de las dos partes dice claramente que, sí, que la gente podrá quedarse aquí tras el Brexit. No está claro”

El destino de personas como Dorota es un quebradero de cabeza para el Gobierno polaco, que quiere llegar a un acuerdo lo antes posible.

Jakub Krupa, Agencia de Prensa Polaca:
“ Es una prioridad política para el Gobierno. Hay un millón de polacos viviendo en Reino Unido, gente que tiene familia en Polonia, con lo que hablamos de 5,6 o 7 millones de votantes. El Gobierno se dice que tienen que acelerar el acuerdo, debemos asegurar los derechos de los ciudadanos polacos expatriados. No es solo una prioridad nacional, es política”

Andrezj abandonó Polonia hace más de 30 años. Quiere que los polacos piensen también en sus responsabilidades, no solo en sus derechos.

Andrzej Badziak:
“ Me gustaría que los polacos pudieran quedarse aquí e integrarse. Es lo que yo hice. El Gobierno británico defenderá sus intereses, así que es casi seguro que algunos emigrantes deberán abandonar el país y volver a Polonia”

Quien quiera que sea el próximo Primer ministro de Reino Unido, deberá enfrentarse a largas noches de reuniones tormentosas en Bruselas para arreglar este problema.