Última hora

Ketchup verde, la Coca Cola Blak —una bebida inspirada en el café—, y el perfume de la marca Harley Davidson son algunas de las bienintencionadas invenciones que acabaron engrosando la lista de más 60 reliquias que alberga el Museo de los Fracasos de Suecia.

Su fundador, Samuel West, asegura: “Sabemos que entre un 80% y un 90% de los proyectos fracasan y nunca volvemos a saber de ellos, simplemente desaparecen del mapa, y lo que podemos hacer es aprender del fallo”.
La fragancia de la conocida firma motera fue un “fiasco total”, ya que “no funcionó entre los ‘machitos’”, explica.

Museum of Failure, Sweden

El ‘monopoly’ de Donald Trump, tampoco tuvo demasiado éxito cuando fue lanzado en 1989.

Sin embargo, este fracaso no impidió al magnate convertirse en el 45º presidente de Estados Unidos.

Otras presencias notables incluyen la mascarilla de Linda Evans, que recibió su nombre de la actriz que interpretó el personaje de Krystle Carrington de la telenovela Dynasty.

Estaba concebida para embellecer a sus usuarias mediante la emisión de descargas eléctricas.

Museum of Failure, Sweden