Última hora

Los propietarios de este apartamento en Vail, Colorado, jamás hubieran adivinado que quién había entrado en su casa en su ausencia era ni más ni menos que un oso. Las imágenes obtenidas de la cámara de seguridad mostraron al animal fisgando por el salón e incluso tocando el piano, eso sí, sin muy buenos resultados. Según la policía, el oso accedió al interior del edificio a través de una ventana abierta y al olor de los alimentos. El animal no ha vuelto a ser visto, ni oído, por los alrededores.

Más No Comment