Última hora

Última hora

El fin del "roaming" en cinco pasos

Leyendo ahora:

El fin del "roaming" en cinco pasos

Tamaño de texto Aa Aa

A partir del próximo 15 de junio, los usuarios de móviles de toda la Unión Europea (UE) podrán beneficiarse del fin del recargo por la itinerancia o “roaming”. Llamar, enviar mensajes o navegar por internet le costará lo mismo si está en su ciudad de residencia o de viaje en otro país de la UE.

¿Qué es el “roaming”

El “roaming” es el sobrecargo que las compañías cobran a sus clientes cuando viajan al extranjero por llamar, enviar mensajes o conectarse a Internet desde el móvil. Las compañías justifican ese recargo por el uso que deben hacer de las redes operadoras extranjeras.

El fin del “roaming” supone la eliminación de los costes adicionales que cobraban las operadoras a los ciudadanos europeos por llamar, enviar mensajes o navegar por Internet desde sus dispositivos móviles cuando estaban en otro país de Europa y para ello recurrían a otra red distinta a la que tenían contratada.

“Roam like at Home”, la itinerancia como en casa

Así se le llama oficialmente a la nueva política de la UE, que consiste en que el usuario pague la misma tarifa que tenga contratada en su país cuando llame o navegue desde el extranjero. 2GB de datos es el límite que se puede consumir en el extranjero.

La itinerancia como en casa, se aplicará a todos aquellos que viajen desde su casa dentro de la UE por trabajo o de vacaciones. Entendiendo por “casa” al país de residencia en el que la persona tiene un “vínculo estable”. Incluye a los consumidores que, de manera recurrente, pasan una cantidad de tiempo considerable en un país en el que estudian, trabajan o se han jubilado, según explica la Comisión Europea.

Los operadores podrán pedir a los consumidores pruebas de que residen en el país del operador o de sus vínculos estables con él, antes de incluir la itinerancia como en casa en un nuevo contrato.

¿Dónde tendrá vigencia el fin del “roaming”?

El recargo de itinerancia será historia a partir del 15 de junio en los 28 países que conforman la Unión Europea. El Reino Unido eliminará la itinerancia el 15 de junio como el resto de los países de la Unión. Las tarifas de “roaming” podrán volver a cambiar cuando se negocien las condiciones del brexit con Bruselas, por lo que podrían volver los recargos. Fuera de la UE seguirán los recargos. Sin embargo, algunas compañías españolas aplicarán tarifas reducidas en Noruega, Islandia y Liechtenstein.

¿Existen límites?

La Unión Europea ha puesto unos límites al fin del “roaming”. El consumidor deberá usar más el móvil en su país que cuando esté de viaje. En realidad, se trata de evitar que la gente contrate una tarifa más barata en otro país de la UE y la utilice en casa. Para impedir abusos de ese tipo, las compañías telefónicas podrán comprobar si un cliente ha utilizado más el móvil en el extranjero que en casa en un periodo de cuatro meses. En ese caso, el usuario tendrá 14 días para justificar su consumo.

Con el fin del “roaming”, ¿subirán los precios?

Los operadores deberán incluir la itinerancia como en casa por defecto en sus contratos. Y al mismo tiempo han advertido que podrán subir los precios de las llamadas y la itinerancia de datos nacionales para compensar los menores ingresos por el fin del “roaming”, pero eso aún está por ver. La política de eliminación del “roaming” es aplicable a todas las tarifas, tanto de contrato como de prepago.