Última hora

Leyendo ahora:

Francia vuelve a abrir tres décadas después el caso del pequeño Grégory


Francia

Francia vuelve a abrir tres décadas después el caso del pequeño Grégory

La Justicia francesa reabre el caso del pequeño Gregory, uno de los casos criminales sin resolver de mayor repercusión en Francia en las últimas décadas.

El pequeño Grégory Villemin, de cuatro años, fue hallado muerto el 16 de octubre de 1984, atado de pies y manos, al borde de un río en el departamento de Vosges, en el noreste del país.

Cuando faltan pocos meses para que se cumplan 33 años del horrible crimen, tres personas han sido puestas bajo detención preventiva. Se trata de Jacqueline y Marcel Jacob, los septuagenarios tíos del padre de Grégory, así como una de sus cuñadas.


El llamado “caso Grégory” que ha justificado en Francia más de 3.000 artículos de prensa, medio centenar de tesis universitarias, un telefilme y una quincena de libros, está considerado como uno de los mayores misterios criminales del país. Grégory habría sido lanzado vivo al río Vologne, atado de pies y manos.

Los avances en grafología aplicados a las cartas de amenaza enviadas a la familia del niño antes de su asesinato y posteriormente a uno de los magistrados instructores, han permitido a los investigadores reabrir el caso y proceder a cinco arrestos.

Según fuentes cercanas al caso, los nuevos informes de expertos indicarían que Jacqueline Jacob, de 76 años, tía de Jean-Marie Villemin, padre del niño asesinado, habría escrito al menos una de las cartas en 1983.


Tres de los detenidos están todavía siendo interrogados mientras que otros dos, los abuelos paternos del niño, nonagenarios, fueron liberados tras prestar testimonio.

En un primer momento se acusó a Bernard Laroche, primo del padre de Grégory, sospechoso de tener envidia a éste por su éxito profesional.

Liberado por falta de pruebas, Laroche fue asesinado por el padre de Grégory de un disparo de fusil, por lo que purgó cuatro años de cárcel.

El fiscal de Dijon, Jacques Bosc, aseguró hoy en una multitudinaria rueda de prensa que las investigaciones permiten concluir que el crimen fue cometido “por varias personas” y que hay elementos que apuntan a la posible responsabilidad de los detenidos.

Anacrim

El programa informático Anacrim ha permido volver a estudiar toda la documentación del Servicio central de información criminal de la gendarmería para seguir diversas pistas. Se trata de una investigación que cuenta con 12.000 documentos acumulados en las diversas investigaciones, pues el caso se volvió a abrir en 1999 y en 2008.


El programa Anacrim permite poner de relieve las incoherencias y contradicciones de ciertos testimonios y aportar a los investigadores nuevas hipótesis.


Gracias a Anacrim, los expertos han logrado reconstituir la cronología exacta de los días que precedieron y siguieron el crimen. Este programa informático se ha convertido en una herramienta indispensable, según el coronel Berger, jefe de la Oficina de Asuntos criminales de la gendarmería francesa.


Venezuela

'Bus TV' o cómo sortear la censura en Venezuela