Última hora

Varios centenares de personas se manifestaron el viernes ante un ayuntamiento de Londres, al grito de “queremos justicia”


Pedían que sacaran a las víctimas que aún están en la torre Grendfell que ardió el miércoles causando al menos 30 muertos, aunque se teme que haya más. La policía intentó frenarles pero irrumpieron en el ayuntamiento de Kensigton y Chelsea que se encargado del mantenimiento del rascacielos de viviendas de protección social de 24 pisos, que ardió por causas desconocidas el 14 de junio.


La comunidad de vecinos acusa al ayuntamiento de haber hecho oídos sordos durante años a sus advertencias sobre la falta de seguridad del inmueble y reclaman ayudas para los supervivientes.
Las protestas se han multiplicado hoy en varias zonas de Londres. Muchos de los manifestantes han coreado consignas pidiendo la dimisión de la primera ministra Theresa May.

Más No Comment