Última hora

La casa donde vivió en Ludwigshafen ha amanecido llena de flores y velas.

Los diarios alemanes le han dedicado sus portadas junto con un “gracias”.

Sin embargo, no solo su país tiene mucho que agradecerle, también Europa. Durante su mandato como canciller, de dieciséis años, contribuyó en gran medida a la integración europea.

Su trayectoria política, ligada durante 25 años a la Unión Cristianodemócrata, ha sido elogiada por políticos de todo signo y líderes de todo el mundo han enviado sus condolencias. La política pierde a una de sus grandes figuras.