Última hora

Leyendo ahora:

Angola apuesta por las infraestructuras para dejar el petróleo


focus

Angola apuesta por las infraestructuras para dejar el petróleo

ALL VIEWS

Teclear para averiguar

Primer episodio de nuestra serie Focus Angola. Durante un mes, conocerá los nuevos desafíos de un país que busca diversificar su economía.
Angola quiere dejar de depender del petróleo, un modelo muy lejos ya de sus mejores días. Y para ello es necesario el desarrollo de sus infraestructuras.

Encontramos un ejemplo en el centro del país, en Laúca, sobre el río Kwanza. Esta presa es la más grande actualmente en construcción en África. Se espera que entre en funcionamiento en unos días.

“La potencia de la presa de Laúca es de 2070 megawatios”, explica Helder Jorge Pedro. “Suficiente para abastecer a una ciudad de ocho millones de habitantes. Laúca va a doblar la capacidad energética del país”.

Supone una inversión de 5400 millones de dólares. Mide 156 metros de altura y más de 1 kilómetro 200 metros de largo.
La presa tendrá un impacto directo sobre el conjunto de la economía angoleña.

“Va a permitir la creación de muchas nuevas industrias”, comenta Elias Daniel Esteváo, Jefe de Proyecto de la presa. “Sus productos tendrán un precio más barato porque se beneficiarán de una energía más barata, una energía más fiable y segura. Podrán dejar de utilizar fuentes alternativas como los generadores”.

Mientras el acceso a la electricidad es fundamental para el desarrollo de Angola, como para el de cualquier otro país, su gran biodiversidad constituye una de sus grandes riquezas. Una cuestión muy presente en la concepción de este proyecto.

“Hemos realizado la reforestación de las zonas degradadas, el equivalente a 70 campos de fútbol. Además, durante el llenado de la albufera, hemos tenido la precaución de conservar la trayectoria del río para asegurar su biodiversidad. Por ello mantenemos una apertura, para permitir que pueda continuar la vida a lo largo del río”.

“Desde hace cuatro años, 8000 personas procedentes de las 18 provincias angoleñas trabajan en esta obra. Aquí han recibido formación para trabajar como directores, carpinteros y albañiles.
La idea es que aprovechen esta experiencia para trabajar en otros proyectos, otra presa incluso más importante que esta, situada a unos treinta kilómetros de aquí”.

Regresamos a Luanda, la capital, con otro símbolo del desarrollo de las infraestructuras en el país: el nuevo aeropuerto. Estará rodeado de una gran zona de actividad económica, casi una nueva ciudad, con hoteles y centros de conferencias.

“Este proyecto es uno de los más importantes jamás realizados en Angola. En total, 3800 millones de dólares invertidos en este nuevo aeropuerto. Los primeros aviones deberían despegar y aterrizar a finales de 2018, el tiempo necesario para terminar los trabajos. Pero también para llevar a cabo toda una batería de pruebas indispensables para la puesta en marcha de un aeropuerto como este”.

Las instalaciones podrán albergar los aviones más grandes del mundo, como los Airbus a 380. Estarán equipadas con la última tecnología de satélites de control del tráfico aéreo. Su objetivo es atraer a nuevas compañías aéreas internacionales, reforzar la estrategia de desarrollo de un centro de negocios africano, así como multiplicar por cinco la capacidad aeroportuaria de la capital.

“Pasamos de cerca de tres millones de pasajeros al año a quince millones” recuerda Diógenes Manuel S. Silva, administrador de Enana (Compañía Nacional de Exploración de Aeropuertos y Navegación Aérea). “Se trata de posicionar esta infraestructura entre las tres más importantes del África subsahariana, en competencia con Lagos y Sudáfrica”.

Los aspectos medioambientales también han sido muy importantes en este proyecto. Por ejemplo, los aviones que aterricen aquí no tendrán que realizar interminables maniobras de aproximación por encima de la ciudad como sucede con el actual aeropuerto.
En cuanto al impacto económico, el proyecto prevé que la zona podría generar una cifra de negocios de 16mil millones de dólares al año, y, por supuesto, crear miles de empleos en la región.

“Está en nuestro proyecto: Se crearán cerca de 170.000 puestos de trabajo en torno al aeropuerto. Por sí solo esto tendrá un gran impacto económico en el futuro de la ciudad de Luanda y, naturalmente, de Angola”.

Durante los últimos años también se han construido nuevos enlaces ferroviarios y de carreteras, e incluso ciudades enteras. Sin duda, el levantamiento de infraestructuras constituye una de las principales apuestas para la transformación económica de Angola.

ALL VIEWS

Teclear para averiguar

focus

La gran inversión de la UE para crear empleo sostenible en África