Última hora

Leyendo ahora:

ViaRhôna: De los Alpes al Mediterráneo en bicicleta


life

ViaRhôna: De los Alpes al Mediterráneo en bicicleta

“Hola y bienvenidos al programa Life, en el que exploraremos un nuevo carril para bicicletas que se llama ViaRhôna y que va desde el lago Leman en Ginebra hasta el Mediterráneo. ¡Vamos a descubrir cómo es esta ruta!.”

No vamos a pedalear los más de 815 kilómetros del itinerario completo, pero hemos elegido dos lugares.

Nuestro punto de partida es el mercado de la ciudad de Seyssel, y nos dirigimos hacia Chanaz, en las estribaciones de los Alpes franceses.

Se trata de un pueblo histórico en el que se han encontrado restos de cerámica que datan de más de 2.600 años. Chanaz se convirtió más tarde en un importante sitio para la producción de cerámica galo romana. Marie Maréchal es la conservadora del Museo Galo Romano de Chanaz.

“Voy a enseñarles el Museo Galo Romano de Chanaz, dedicado a los alfareros de Portout. Está instalado en una antigua capilla gótica del siglo XV. Aquí tienen una pieza de cerámica representativa de los alfareros de Portout. Estos ceramistas se instalaron en Chanaz porque era un lugar idealmente situado en una encrucijada de caminos y comunicaciones. Vendían sus cerámicas por todo el Ródano y de vuelta se traían ánforas que procedían del Norte de África y de España, ánforas en las que se ha encontrado vino, aceite y otros productos de alimentación.”

Y hablando de provisiones, de vez en cuando hay que bajarse de la bici para comer y beber. Aquí en la Brûlerie de Chanaz hacen el tueste casero del café.

A partir de este punto, ViaRhôna se dirige hacia el sur y hacia el oeste a lo largo del fondo del valle.

ViaRhôna forma parte de EuroVelo, la red de senderos internacionales de larga distancia que se está creando por todo el continente.

Para quienes les gusta combinar varios deportes, esta parte de Francia tiene mucho que ofrecer. Y existe la posibilidad de dejar de pedalear y ponerse a remar.

Philippe Millet es el director de “Vertes-Sensations”:
http://www.vertes-sensations.com/:

“Estamos en un meandro, un brazo secundario de este viejo río, lo que nos permite disfrutar de la flora y la fauna; de toda la riqueza y diversidad vegetal y animal que aquí se puede encontrar.”

El itinerario ViaRhôna sigue el cauce del río y pasa por Lyon, la segunda ciudad de Francia.

“Los grandes ríos pasan por grandes ciudades, y aquí ViaRhôna y el Ródano cruzan Lyon, reuniéndose con el río Saona y tomando después dirección sur hacia Provenza, que es hacia donde vamos ahora.”

Nuestra próxima parada está cerca de Montélimar.

El itinerario ViaRhôna se compone en su mayoría por carriles bici y calles tranquilas, por lo que se adapta a todo tipo de usuarios.

Entre los fieles a esta ruta está Eric Bourry de Handisport Montélimar
, que pedalea varias veces por semana con su handbike o bicicleta manual.

“ViaRhôna me da mucha seguridad. Aquí puedo montar en mi handbike, mi bicicleta manual solo o con mis amigos. Esta vía es muy segura y tranquila.”

En Montélimar lo típico es una especie de turrón que se llama nougat. Cerca del itinerario ViaRhôna nos metimos en el museo de repostería de Arnaud Soubeyran.

Esta empresa familiar producen dulces que exportan por todo el mundo. Montélimar es un importante productor de nougat, debido a la abundante presencia de almendros en la zona. Nos lo cuenta Didier Honnoré, el gerente de esta fábrica:

“Trabajamos principalmente con los productores locales. Nos parece normal, además si queremos que se siga produciendo miel en la región hay que apoyar a los apicultores y comprar su miel. Pero sobre todo, aunque suene un poco chauvinista, nos parece que nuestra miel es la mejor.”

ViaRhôna es un proyecto de promoción turística que va desde Ginebra hasta la desembocadura del Ródano.

Nicolas Daragon, vicepresidente de la región Auvergne-Rhône-Alpes nos da más detalles:

“Un ciclista que recorre la ViaRhôna consume más que un turista que viaja en coche. El automovilista gasta unos 45 euros, mientra que un ciclista desembolsa un promedio de 70 euros diarios. Por eso este carril bici trae desarrollo económico y promueve nuestra región, que es especialmente bella, sobre todo el valle del Ródano”.

Llegamos al final de nuestro periplo por ViaRhôna, pero igual que el río, el camino sigue, hasta Avignon y Arles, para adentrarse en la Camarga y llegar al Mediterráneo.

Selección del editor

siguiente artículo

life

Lyon, la capital gastronómica por excelencia