Última hora

Muere el conductor de una furgoneta en una autopista cerca de Calais, en el norte de Francia, tras chocar con varios camiones que se encotraban bloqueados por una barrera artesanal colocada por un grupo de inmigrantes. La identidad de la víctima se desconoce por el momento. El vehículo en el que viajaba tenía matrícula polaca.

Nueve inmigrantes de nacionalidad eritrea fueron detenidos tras ser descubiertos en uno de los camiones bloqueados por la barrera. Todos están acusados de homicidio involuntario.

Los habitantes de Calais se hacían eco de la noticia este martes por la mañana. Muchos aseguran sentirse angustiados por lo ocurrido.

“A veces tenemos miedo de ir al puerto porque puede haber problemas de este tipo”, dice un señor.

“Me da miedo que coloquen esas barreras en la autopista. Podría haber sido mi marido cuando va a trabajar o yo con mis hijos”, explica una mujer.

Entre 400 y 600 inmigrantes viven hoy en Calais. Según la asociación L’Auberge des Migrants, que defiende sus derechos, cuanto más difíciles sean sus condiciones de vida, más riesgos estarán dispuestos a correr para alcanzar el otro lado del Canal de la Mancha.